Intercambios entre amigos de toda la vida

Antonio Guerrero • Estados Unidos

Queridos amigos:

Cuando era un joven estudiante de Pre, mientras algunos compañeros de estudio, con inclinaciones a las letras, escribían poemas y se reunían con intelectuales, preparándose para sus futuras carreras, yo me dedicaba a imaginar construcciones de aeropuertos en mi mente.

Mi sueño se hizo realidad, gracias a la Revolución y también a mis resultados académicos, y de una Escuela vocacional me vi en un Instituto de aviación civil en Kiev, cursando la carrera que quería.

Si alguien me hubiese dicho, en aquel entonces, que un día escribiría poemas y haría dibujos que se publicarían en algún libro y que me relacionaría con muchos intelectuales y artistas, en un intercambio familiar, como de amigos que se han conocido toda la vida, lo hubiera tildado, en buena medida, de loco de remate.

Comprendo que los libros que se han publicado con las cosas que he escrito responden más que a su valor literario, a nuestra batalla común por la justicia y por demostrar la esencia humana de nosotros cinco.

Justo es decir que mi creación “enigmática” y todas estas conversaciones son el resultado de lo que somos en esencia: un pueblo sencillo, un pueblo unido, un pueblo solidario y por sobre todo, un pueblo culto; un pueblo en el que uno le puede escribir a un Ministro de Cultura con el lenguaje más simple, amistoso y cubano; y obtener de él una respuesta similar.

Hoy, por esas casualidades, se celebra el Día de los Trabajadores de la Aviación Civil y aunque quizá no haya miembros de ese colectivo en esta actividad, aprovecho la misma para enviarle mis felicitaciones ―que son las de los Cinco― a todos mis colegas y reiterarles que tanto en la cultura, como en otras esferas, los seguiré representando de la mejor manera posible.

Gracias al hermano Silvio por encender la llama de este libro. Gracias al hermano Víctor y a todo su colectivo por toda su incansable obra de amor. Gracias a todos los que hicieron posible esta publicación, con sus escritos, sus poemas y su labor y gracias, aunque esté de más, a mi madre y hermana, guía una y brazo derecho la otra de todo lo que hago.

Cinco abrazos.

¡Venceremos!

Tony Guerrero Rodríguez

15 de febrero de 2013

Prisión Federal de Marianna

Mensaje de Antonio Guerrero leído durante la presentación del libro Enigmas y otras conversaciones. Sala Nicolás Guillén, Fortaleza San Carlos de La Cabaña. La Habana, 15 de febrero de 2013.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato