Coloquio “Vida y obra de Antonio Agosthino Neto” en la Casa de África

Un hombre de todos los tiempos

Liset Fernández Cáceres • La Habana, Cuba
Fotos: Victor Junco

La 22 Feria Internacional del Libro que se desarrolla actualmente en la Capital cubana tiene, por primera vez, como país invitado una nación del continente africano: Angola.

A este pueblo y al de Cuba los unen fuertes lazos de amistad y solidaridad, con recuerdos memorables de la colaboración de los cubanos en la guerra de liberación de este país.

Por tal razón, Cuba se satisface con la presencia de personalidades importantes de la nación africana durante esta fiesta del libro, y la Casa de África es el espacio de convergencia de diferentes actividades relacionadas con la cultura angolana.

Como parte del programa dedicado a la República de Angola, tuvo lugar el coloquio “Vida y obra de Agosthino Neto”, con la presencia de Manuel Agramonte, Rodolfo Puentes Ferro y Pedro Ros, quienes fueron embajadores de Cuba en Angola durante diferentes periodos y tuvieron la oportunidad de conocer y relacionarse con dicha personalidad.

Imagen: La Jiribilla

Asistió también a la cita, la Ministra de Cultura de Angola, Rosa María Cruz e Silva, junto con parte de la delegación que la acompaña y la Dra. Alicia Céspedes, quien trabajó durante un tiempo en la Embajada de Cuba en Luanda.

El spot “Sagrada Esperanza”, con imágenes sobre diversos aspectos de la vida de Agosthino Neto, dio inicio a la tertulia, seguido de unas palabras de presentación del moderador del encuentro Oscar Oramas, quien aprovechó la ocasión para recomendar el libro Angola, glorioso camino hacia la independencia, publicado recientemente por la Dra. Alicia Céspedes y que trata sobre la emancipación de este país y el quehacer de la diplomacia cubana en torno a la lucha de liberación.

Fue, precisamente, Alicia Céspedes la primera en contar sus experiencias, con un abarcador recorrido por la vida personal, la obra, las ideas y hechos importantes de Agosthino.

“No es posible comprender a cabalidad el problema africano de los años 40 en adelante si no hablamos de la espiritualidad y el sentimiento que está reflejado y expresado en la construcción de uno de sus máximos referentes, el Dr. Antonio Agosthino Neto”, afirmó.

“Su talento indiscutible, tanto político como poético, su voluntad y principios lo sitúan como uno de los grandes hombres del continente para orgullo de Angola, catalizador de la conciencia política e intelectual de este pueblo”, concluyó.

Por su parte, los ex embajadores contaron algunas de sus vivencias con Neto, historias que mostraban pinceladas de la personalidad de este hombre, no solo como Presidente del país, sino también como ser humano y amigo.

Según Manuel Agramonte, uno de los cubanos que mantuvo con Agosthino una relación más prolongada, el primer contacto que tuvo con el líder angolano lo impactó mucho por su manera de expresarse y la forma modesta en que vivía: “Al margen de su condición de poeta y de intelectual, pude ir comprobando con el tiempo el grado de patriotismo que fue demostrando a lo largo de sus años”.

Imagen: La Jiribilla

Como cierre del intercambio, Rodolfo Puentes Ferro, resumió en pocas palabras la personalidad de Neto: “El pensador, escritor y poeta, muy conocido en el mundo intelectual, buscaba la independencia de Angola, sin regionalismo y sin racismo”.

“Es uno de los grandes fundadores de la Patria (…) Audaz en las decisiones que tomaba y extremadamente respetuoso y educado, así lo recuerdo”, expresó.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato