Cuentos Completos, de Juan Madrid

“Yo hago literatura sobre los pobres y su contexto”

Paula Companioni • La Habana, Cuba
Fotos: Yaima Amador

Aunque los críticos, los sellos editoriales y las secciones de las librerías lo etiqueten como escritor de literatura policíaca, Juan Madrid, con más de 47 títulos publicados en su haber, defiende ser un autor sin categorías, que solo se interesa por realizar una literatura contada desde una nueva perspectiva: la ideología de los ausentes de la narrativa que promueve el poder capitalista.

Imagen: La Jiribilla

“Lo que me gustaría en mis cuentos es que, aparte de que los evadan, que los invadan los lectores; que estos fueran como un susurro que haga a los lectores visitar esos lugares subterráneos, esas cloacas que no aparecen nunca en la literatura, ni en la televisión, ni en los periódicos y que conforman la vida cotidiana de gente desconocida, que no existe, pero que hacen el trabajo diario que los que están en el poder no quieren hacer”, afirmó Madrid en la presentación de sus Cuentos Completos, editados por Arte y Literatura.

Este volumen es “no solo producto de los criminales —del más diverso pelaje y condición— y de todo el universo que se mueve a su alrededor, sino también de lecturas infinitas y de una tradición que encuentra en su autor una de las voces más singulares y seductoras del policial en la lengua española”, afirmó el crítico Jorge Fornet, prologador del libro, durante su presentación.

El texto reúne más de cien cuentos agrupados en cinco volúmenes escritos a lo largo del cuarto de siglo que su autor ha dedicado a escribir relatos; y el análisis de Fornet descubre que, desde los primeros hasta los más recientes, se “trasparenta el cambio de una época y en la que, al mismo tiempo, es perceptible la consumación de un proyecto literario”.

Imagen: La Jiribilla

Agregó el director del Centro de Investigaciones Literarias de Casa de las Américas que Cuentos Completos condensa la poética de Juan Madrid, pues en él “hay una verdad que debe ser revelada aunque implique riesgos, aunque desafíe la historia oficial, aunque no sepamos a ciencia cierta quién nos escucha”.

Madrid evocó los momentos en los que, desde pequeño, al ir al cine con su padre, detectaba la ausencia de esos personajes que relata en sus obras. “Cuando veíamos una película siempre faltaban los cocineros, las empleadas, los personajes que hacen posible la división social del trabajo”, porque, según su juicio, la novela desde su surgimiento en el siglo XVII es un arma ideológica de la burguesía.

“En el mundo capitalista no hay novelas en las que salga un comunista, un luchador social durante todo el siglo XX; luego dicen que no hay censura, pero yo he tenido censura, sobre todo a la hora de hacer cine”, declaró el escritor, quien también es reconocido por su obra como guionista de las series Brigada Central y Toni Romano, o de películas como Días contados (1994) y La memoria recobrada: Málaga, 1937 (2006).

Imagen: La Jiribilla

“La gran pregunta a hacerse —concluyó— es: ¿qué define lo policíaco? ¿La trama, que salga un policía, que haya un delito…? Yo hago literatura sobre los pobres y su contexto”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato