Inauguración del III Encuentro de jóvenes escritores
de América Latina y el Caribe

Abriendo puertas a la literatura joven

Rosmery Iznaga Carmona • La Habana, Cuba
Fotos: Victor Junco

Jóvenes escritores latinoamericanos encuentran un espacio para el diálogo, el debate y la promoción de sus trabajos en esta 22 Feria Internacional del Libro, Cuba 2013.

La Sala Federico García Lorca del Centro Cultural  Dulce María Loynaz fue escenario para la inauguración del III Encuentro de jóvenes escritores de América Latina y el Caribe auspiciado por la Asociación Hermanos Saís, el Centro Onelio Jorge Cardoso, la Casa de la Poesía y el propio centro de apertura.

Imagen: La Jiribilla

“El esfuerzo inmenso que realizamos para que este espacio tenga lugar siempre se ve ratificado cuando empiezan las jornadas de trabajo; llevamos tres años pensando, soñando este encuentro como una  alternativa a la dinámica de la Feria del Libro que es una feria alternativa en sí misma”, expresó Jaime Gómez Triana vicepresidente de la Asociación Hermanos Saís en su discurso de apertura.

Yanelys Encinosa Cabrera, especialista del Centro Dulce María Loynaz, apuntó el interés de Cuba por seguir abriendo las puertas a estos jóvenes de toda Latinoamérica  con el fin de trazar puentes, consolidar trabajos y sobre todo, promocionar sus obras.

Imagen: La Jiribilla

El evento, celebrado desde hace tres años, origina el debate sobre los intereses de cada participante, además, de él han surgido proyectos comunes que dan voz a poetas y ensayistas de la región.

“Siempre nos preocupaba el no tener ese espacio que promoviera la nueva literatura, las nuevas voces, encontrar un diálogo con esos nuevos escritores  latinoamericanos que están pensando desde las letras,  el continente, lo cotidiano (…) que están dinamizando, desde la literatura, las realidades de nuestros países”, comentó Jaime Gómez.

Imagen: La Jiribilla

Durante cuatro días de mucha intensidad, los jóvenes escritores desarrollarán sus mesas de lectura, debates y comentarios en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, el Pabellón Cuba y la Sala Nicolás Guillén, enclavada en la sede fundamental de esta fiesta del libro la Cabaña.

Gómez Triana explicó la importancia que tiene para Cuba la visita de estos escritores extranjeros pues al empaparse del quehacer literario cubano, “que a veces está poco visibilizado”, apuntó, se pueden promover proyectos e iniciativas.

 “Pienso que la literatura crea al lector, sueña al lector y en ese sentido son las voces de los más jóvenes las que más dinamizan este evento  que es también de futurismo (…) este encuentro va en busca de novedad”, concluyó.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más info