Cuentos del arañero, de Hugo Chávez Frías

Leyendas desde la sencillez de un llanero venezolano

Paula Companioni • La Habana, Cuba

Permítanme siempre estas confidencias muy del alma, porque yo hablo con el pueblo, aunque no lo estoy viendo; yo sé que ustedes están ahí, sentados por allí, por allá, oyendo a Hugo, a Hugo el amigo. No al Presidente, al amigo, al soldado.”

Comienza así el primer relato de Cuentos del arañero, compilación de 175 textos que los periodistas cubanos Orlando Oramas y Jorge Legañoa seleccionaron del programa televisivo Aló Presidente, a través del cual Hugo Chávez Frías se comunica cada domingo con su pueblo.

Imagen: La Jiribilla

El libro, dividido en ocho bloques temáticos ―“Historias de Familia”, “Crónicas de Pelota”, “Del cuartel”, “Próceres”, “Hombres de Revolución”, “Del Llano”, “Abrazado a la Masa” y “Fidel”—, comienza con un viaje que realizara Chávez a la casa de sus abuelos, y va recopilando cronológicamente la esencia del pensamiento del Comandante-Presidente.

Con ilustraciones del caricaturista Omar Cruz al inicio de cada capítulo, y un área dedicada al testimonio gráfico, este libro ―al decir de Orlando Oramas— revela la capacidad de historiador-investigador de Chávez, quien trajo al Bolívar humano de regreso, bajándolo de la rigidez de las estatuas, y rompiendo así los moldes de la academia.

“Un amigo ―contó Oramas— me preguntó si este era un libro cómico, por lo dicharachero de Chávez; pero Cuentos del arañero es, sobre todo, un libro con dolor, porque Chávez se duele de la miseria humana que va encontrando en Venezuela por doquier”.

Imagen: La Jiribilla

Presentado, por primera vez, el 15 de febrero en el Centro Internacional de Salud La Pradera ―el mismo día en que se publicaron las fotos postoperatorias del presidente venezolano—, Cuentos… tiene también la magnitud fabuladora de las anécdotas de Chávez quien, al decir de Fidel “rellena lo que cuenta”, como el caimán que fue creciendo en cada emisión de Aló Presidente, hasta alcanzar 45 metros.

Por nutrirse de las historias de la infancia y conservar toda la esencia de los llaneros venezolanos, es que los autores decidieron nombrar este libro Cuentos del arañero, pues el niño Hugo vendía por las calles de su natal Sabaneta (Venezuela) unos dulces que hacía la abuela, mientras iba cantando pregones con peculiares ocurrencias que le ganaron el título de “arañero”.

Según el co-compilador, Jorge Legañoa, este es el homenaje de ambos a “un hombre que ha dedicado su vida a servir, por sobre todas las cosas”, que cuenta parte de lo que ha vivido Chávez y que “lo hace lo que es hoy: un gran estadista, pero sobre todo un líder humano”.

Imagen: La Jiribilla

Rafael Bernal, Ministro de Cultura de Cuba, afirmó que, este, es de esos libros que “se guardan con celo para, de vez en cuando, darle una hojeada”.

La presentación culminó con las palabras del escritor venezolano Gabriel Jiménez Ernán quien concluyó que Cuentos… “resume a Chávez en su capacidad de contar cosas, de contar lo que es un venezolano”. Luego, se leyó una carta firmada por los intelectuales asistentes a la 22 Feria Internacional del Libro y dedicada al Comandante-Presidente, quien desde ahora se perpetúa como “arañero”.

Imagen: La Jiribilla

Comentarios

REALMENTE IMPORTANTE ESTE LIBRO PARA TENER MAS AÚN EN NUESTRO SER A UN HOMBRE QUE VA MAS ALLA DE ESTOS TIEMPO CHAVEZ VÍVE Y VÍVIRA

Nirma, las fotos del 19 están muy buenas, ¿quien las habrá tomado? Un beso a todos Sonia

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato