Presentan compilación de textos para pensar a Contracorriente

Jorge Hernández Martínez • La Habana, Cuba
Fotos: R. A. Hdez

Como cada año, un momento esperado en la FILH es la presentación del libro Pensar a Contracorriente, en su edición más reciente, con propuestas intelectuales que concebidas desde el compromiso con las luchas emancipatorias de nuestro tiempo, enriquecen el universo de lecturas y reflexiones de una amplia gama de grupos sociales y generacionales, donde se mezclan los orígenes nacionales más diversos, junto a visiones del mundo, orientaciones religiosas e ideologías diferentes.

Imagen: La Jiribilla

Nos corresponde presentar el texto que recoge los trabajos que el Jurado del pasado año tuvo a bien seleccionar como los más notables, entre los numerosos ensayos valorados en aquella edición, en la que le tocó a Stella Calloni (Argentina), Alicia Herrera de Urrechaga (Venezuela)  y María Elena López (Cuba) decidir sobre el trabajo a premiar y los que merecían reconocimiento, como menciones.

Como reconoció ese Jurado el 14 de febrero del pasado año, en esta misma Sala, le resultó muy estimulante la tarea, en la medida que le permitió a sus integrantes asomarse a diversos escritos, originales todos y en buena parte de los casos, verdaderas contribuciones al desarrollo creador del pensamiento crítico contemporáneo.

Como podrán apreciar los presentes dentro de un rato, al concluir esta parte y tener el libro entre sus manos, éste contiene 12 ensayos, que están encabezados por el que recibió el  Premio único, otorgado, como se dio a conocer entonces en el marco de la Feria pasada, al cubano Eduardo Julio López Bastida,  por su obra: “Una mirada a América Latina desde la Economía Ecológica”, en la cual el autor nos motiva e impulsa a compartir sus esperanzas, consiguiendo el propósito de poner a reflexionar a los lectores sobre el cuidado, atención, protección, amparo y defensa del mundo actual. Se trata de un interesante ensayo que más que dar respuestas acabadas, expone interrogantes válidas para nuestros países latinoamericanos y caribeños, en el común empeño por revalorizar conceptos y prácticas, así como de avanzar en el reencuentro con su identidad propia.

Le siguen aquellos ensayos que recibieron Menciones  de Honor, que fueron tres, enfocados sobre cuestiones culturales de gran significación política. Se trata de los cubanos  Ana Teresa Badía y Raúl Garcés, especialistas ambos del mundo periodístico, quienes incursionan de manera oportuna y rigurosa en excelentes análisis sobre la producción y reproducción ideológica, en un caso focalizando el análisis del discurso radiofónico, proponiendo un paradigma teórico-metodológico en una era en la cual la radio recupera ciertos de sus protagonismos, sobre todo en tiempos de guerra; y en el otro deteniéndose en el examen de la experiencia de manipulación informativa que llevó cabo un rotativo de tanta relevancia como el NYT, ante los escenarios bélicos de Irak y de Libia.

Y también se incluye en este grupo de menciones de honor al guatemalteco Aníbal Rolando Barillas, quién se ocupa de la necesidad que tenemos los latinoamericanos de recuperar la capacidad para pensarnos a nosotros mismos, en una etapa de crisis mundial, donde el dominio del paradigma neoliberal signa nuestra vida económica y cotidiana, que nos exige escarbar el conocimiento occidental bajo una mirada crítica que establezca puntos de encuentro y de disenso y permita trascender el pensamiento que los países hegemónicos han impuesto en la región.

Además de los cuatro ensayos referidos, conforman el texto otros ocho, que recibieron Menciones, cuyos autores proceden de países como Argentina, Colombia, Uruguay y Cuba, prevaleciendo la cifra de cubanos, apreciándose que las contribuciones abarcan, a grandes rasgos, tres grandes campos temáticos:

  • Por un lado, los que tienen como objeto a movimientos y actores sociales, como los de Miguel Angel Falcón y Jorge Etchenique, que hacen suya la mirada sobre las búsquedas, retos y logros de una izquierda latinoamericana que desde la actividad sociopolítica y la producción cultural, procura orientarse por caminos, laberintos, entre la memoria y las utopías de nuestro tiempo y en nuestro continente.
  • Por otro, los que debaten sobre el papel del arte y la cultura en el siglo XX, como el de Iván Olano Duque, que reflexiona acerca de la apreciación estética, el nexo de la política con el arte, las expresiones artísticas de resistencia, la mercantilización del arte, la capacidad de comunicación y disfrute de la obra artística en la llamada sociedad de masas.
  • Por último, los que se asoman a cuestiones internacionales, entre los cuales se hallan Elier Ramírez, Dino Amador Allende, Lázaro González, Alfredo Falero y William Espronceda, cuyas contribuciones abarcan análisis históricos sobre la dominación estadounidense en Nuestra América y la independencia, las nuevas dinámicas del capitalismo y sus enclaves, la geopolítica y el multipolarismo, la guerra en el siglo XXI y el caso iraquí en ese contexto, el grupo de presión conocido como “lobby” judío o proisraelí en Estados Unidos.

Como podrá constatarse al disfrutar de la lectura, los trabajos pasan revista a temas de gran actualidad a la luz de las coyunturas en que vivimos, una vez  terminada la primera década del siglo en curso, así como a otros de permanente vigencia, dada su significación para la historia y la teoría de las ciencias sociales. Como se señala en las páginas introductorias por la editora, Yasmín Portales Machado, los 12 trabajos aludidos fueron seleccionados de un total de 180 ensayos, que se orientaban a estimular la revelación y reconocimiento de nuevas voces y temas en los espacios de debate social, propiciando a la vez la construcción de redes entre personas con intereses comunes, cuyos esfuerzos a menudo pierden impacto, porque son sistemáticamente silenciados y marginados de los grandes circuitos de la diseminación de información mundial.

No queremos dilatar este lanzamiento, considerando que (lo sabemos por experiencia propia) se agradece la brevedad, ya que el mayor interés de la audiencia es que la presentación concluya, para poder conseguir el libro, a lo cual, desde luego, invitamos.

Felicitaciones a todos los autores contemplados en este volumen de Pensar a Contracorriente, en especial a los que se hallen presentes esta tarde. Reciban todos el reconocimiento, merecido, por inscribirse en este expediente ensayístico, por insertarse en la órbita del pensamiento crítico contemporáneo, por permitir a un público más amplio compartir la lectura de sus obras. Un reconocimiento también, no menos merecido, al ICL, a la ECS, a la compañera Yasmín y a quienes participaron en este noble empeño editorial. A todas esas personas e instancias, habría que agradecer, finalmente, por su laboriosidad, entusiasmo, eficiencia, por ponerle amor a lo que hace y haber ayudado a hacer realidad esta entrega, que hace bueno el propósito de esa máxima martiana que hace suya la Feria: “leer es una manera de crecer”. A crecer, pues, pensando, una vez más, a contracorriente, que quiere decir, con un pensamiento antimperialista.

Muchas gracias.

Palabras de presentación de Pensar a Contracorriente IX. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 2011.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.