Libros para leer desde los parques de Holguín

Lisandra de la Paz • La Habana, Cuba

Primero con un libro de tema científico, y luego incorporándose las restantes obras propiamente literarias, transcurrieron dos horas enteras, a manera de tertulia en un parque, momento en que se presentó, en la  Sala José Lezama Lima de la Fortaleza San Carlos de La Cabaña, ocho volúmenes de Ediciones Holguín.

Vuelvo a discurrir del agua, afirma la poetiza Carmen Serrano en su nuevo poemario, porque “todos mis libros discurren con el agua y ahora vuelvo a discurrir”. Con la peculiar presentación de dos destacadas escritoras de nuestro país: Lourdes González y Lina de Feria, el libro vino de lo vital, del gozo de encontrar la poesía en las más pequeñas atribuciones y en los más comunes acontecimientos humanos, ofreciendo un regreso a los temas urgentes de la autora: la familia, las soledades, la imbricación del arte y de la historia con la materia fecundante, los recuerdos y las gratitudes, donde el escenario del tiempo es visto como cauce en el que fluye la vida, afirma la primera presentadora, y añade: “Hay cierta teatralidad, cierto drama subyacente en muchos de estos poemas, actos libres de autocensura, en los que Carmen Serrano utiliza los versos como sostenes de una historia mayor que reproduce las contingencias y necesidades que conoce; en ellos aparecen referencias culturales que producen el efecto de una señal, de un guiño, esas complicidades siempre válidas para ayudarnos a comprender del todo”.

Asimismo, la poeta Lina de Feria, unos minutos más tarde, comentaba: “Desalienación, tropo contemporáneo, toda su poesía muestra un rango que la ha ido ubicando en el panorama de las letras cubanas, como de particular intuición, fluyendo sus metáforas hacia aperturas contenidistas y variables significados. “Vuelvo a discurrir con el agua podrá ser adquirido en la Feria de este año, y creo que la ganancia de tenerlo estará en lo que de intuitivo sobre las problemáticas de  la existencia posee, y en que ya para muchos intelectuales, y pueblo en general, tener la poética de Carmen Serrano es un buen augurio de poder entendernos a nosotros mismos”.

La tarde transcurrió entre títulos, temas y autores. Entre ellos, Cuadernos de cuatro años, de Eugenio Montale, y de Un trazo bermellón sobre el paisaje, de Eliseo Altunaga, propuestos por el poeta y ensayista Eugenio Marrón Casanova. Refiriéndose al primero, Marrón aseguró: “una poesía memoriosa del dolor, de lo que acontece al cubano cada día", que recoge la cotidianidad de la vida misma, y al tiempo, reconstruye con su relato la lucha de los independientes de color, hecho sangriento y vergonzoso de la República a inicios de los años 50, y a través del cual Montale “escribe las páginas en blanco de la historia desde la ficción”.  

Al hacer alusión a Un trazo de bermellón sobre el paisaje, Marrón anuncia que el libro tiene retazos de contemporaneidad y del universo que se descubrió ante Wifredo Lam y le propició realizar su obra, y construir su mundo, ese mundo que hace la cubanidad.

Literatura y periodismo estuvieron también presentes con ¿Nos entendemos?, una recopilación de crónicas de prensa del periodista Alexis Triana que llamó la atención de los lectores. Su autor pretendió compilar  testimonios, vivencias que tienen en el centro a la cultura como la mejor de nuestras armas.

El volumen, dividido en tres partes, recorre distintos momentos en la vida de su autor: el muchacho recién llegado a Holguín; ese mismo muchacho en su etapa de "creerse el habanero", con todo el egocentrismo que ello representaba –al decir del propio Triana-, y una última parte que recoge las polémicas de hoy en torno a las angustias y "al precio de ser uno mismo".

Este año, Ediciones Holguín llevó a cabo también la reedición de Región e Identidad, de José Vega Suñol, compuesto por seis breves ensayos acerca de las diferentes localidades que poblaron a Cuba entre los siglos XVI y XVIII, y parte de una concepción teórica de formaciones regionales en la Isla.

El libro se pasea por las tres grandes regiones de nuestro país (Occidente, Centro y Oriente); por la formación y crecimiento urbano de la ciudad de Holguín, y la inmigración canaria en esta provincia; por las sociedades, instituciones y recreos que existen en esta región cubana; y finaliza con los procesos migratorios que Holguín ha despertado.

Vega Suñol apuntó que “aunque estos ensayos se hacen desde una perspectiva social, son una nueva recomposición de la concepción de la identidad, pues la cultura cubana se hace y requiere de estos sucesos, que surgen desde la misma perspectiva social, desde la misma perspectiva regional”.

Durante la cita de Ediciones Holguín en la 22 Feria de La Habana, también se presentó Continuación del laberinto, de José León Díaz, a quien le fue otorgado este año el Premio  de Poesía Adelaida del Mármol, que Ediciones Holguín auspicia, es un libro que revela cómo un mito clásico puede aplicarse y en nuestros tiempos, al decir de su autor. Fidel Fidalgo Moncada, editor y presentador de la obra, explicó que “resulta inusitado el tratamiento del mito, desde el mismo instante en el que abrimos el poemario y nos encontramos a Teseo diciéndole a Ariadna que ha cortado los hilos y la salida será hacia el centro del laberinto. Partiendo de este presupuesto, que viene a ser como el final, nos enfrentamos a un discurso, en el que como Mircea Eliade, el sujeto lírico cobra conciencia de la repetición de la prueba, porque son múltiples los laberintos que atraviesa el hombre en su paso por la vida. Desde la contemporaneidad, José León Díaz –utilizando como pretexto el mito de Teseo en el laberinto- nos entrega un cuaderno en el cual se aprecian poemas que entran sin ambages en los problemas del hombre en nuestros días".

Se anunció además el más reciente título de la escritora holguinera Lourdes González Berrero, María Toda, que fue presentado por la escritora Laidi Fernández de Juan. “La búsqueda vertiginosa del placer conduce a la María de esta novela a su autodestrucción, porque no se resigna ante la imposibilidad de alcanzar el máximo gozo al que aspira, cansada de llegar a la Luna guiada por sí misma. María contiene el precepto vital Carpe Diem, aquella sentencia de Horacio, entremezclada con sus dotes de poetiza enfebrecida. A sabiendas de que pronto su esqueleto no resistiría por mucho más tiempo los embates de alucinógenos, estimulantes y somníferos a los que ella se sometía, se entrega con igual intensidad al arte de los versos infinitos”, sentenció Laidi Fernández. 

La parte científica, se dedicó a Manifestaciones tempranas de la ataxia espinocerebelosa tipo 2, escrito a cuatro manos por el doctor Luis Velásquez Pérez y el licenciado Roberto Rodríguez Labrada. Trata el texto, como bien indica el título, de esta enfermedad genética aún sin cura, que revela estadísticas altas en la zona de Holguín.

“Existen muy pocos intentos por identificar la acción variativa de la ataxia, y los pocos ensayos críticos que se han realizado se basan principalmente en la misma enfermedad. Nunca alguien se había dedicado a estudiarla antes de que surgieran los primeros síntomas”, comentó el licenciado Roberto Rodríguez Labrada.

 “A raíz de este estudio se han iniciado terapias con las personas que podrían presentar síntomas tiempo después, lo que tiene gran importancia, pues si determinamos temprano la enfermedad, la mutación no es tan grande y el efecto del fármaco es más efectivo”, apuntó el autor.

Ediciones Holguín llegó a la 22 Feria Internacional del Libro con propuestas diversas y novedosas; recorrió la narrativa, la poesía, la ciencia, el periodismo, la vida, la historia, sus gentes, siempre con el ánimo de satisfacer las necesidades espirituales de un país ávido de conocer y aprender.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato