Premio Nacional de Edición y de Diseño del Libro 2012

El talento y la vocación son los premiados

Paula Companioni • La Habana, Cuba
Fotos: K & K

El editor y poeta Alfredo Záldivar, fundador y por muchos años director de la Editorial Vigía en Matanzas, fue merecedor de este alto reconocimiento a los editores “por haber llevado un trabajo que hace visible las raíces cubanas tanto literarias como artísticas, y por trazar un camino que todavía permanece y que conjuga la labor de edición de libros y revistas”, según estimó Ester Acosta, presidenta del jurado que otorgó el lauro.

Imagen: La Jiribilla

Jorge Ángel Pérez, escritor encargado de las palabras de elogio, comentó que Zaldívar es, además de editor nato, un “fundador y gestor, algo que no es tan común entre los editores cubanos”; pues según valora, más allá de ser un redactor pasivo, este es un editor muy singular que “sabe andar a la caza de los autores con una devoción voluntaria y práctica”.

Las palabras de Záldivar valoraron que la misión de los editores es ser  “más que redactores de mesa, críticos; pues no puede haber edición sin creatividad”, al tiempo que agradeció y dedicó su premio a todos aquellos editores que desde la austeridad del anonimato hacen la labor de darle belleza interior a los textos.

Por su parte, Marta Caridad Mosquera, con más de 40 años de experiencia, es merecedora del Premio Nacional de Diseño del Libro 2012 por su “sólida obra en el campo del diseño editorial que se mantiene fértil”, según expresó Pedro de Oraá, presidente del jurado de este Premio.

Imagen: La Jiribilla

Mosquera, quien ha realizado su labor en la Editorial Oriente imprimiendo el sello distintivo de la ciudad de Santiago de Cuba, afirmó que “vivir y crear fuera del ámbito de la capital tiene sus ventajas, porque un premio como este es mucho más gratificante al reconocer el posible talento de los que aún vivimos en provincias”.

“Ahora —comentó— no concebimos casi nada sin la tecnología digital, que nos costó mucho aprender y todavía nos cuesta. Pero la máquina per se no es nada, se necesita delante una mano experimentada, una mente abierta, y un corazón sensible para producir un buen diseño”.

La artista de la Plástica Ileana Mulet, miembro del jurado del premio, refiriéndose a los amplios conocimientos que sobre las artes plásticas tiene el trabajo de la premiada, elogió a Mosquera afirmando que esta es una mujer que “tiene un pacto auténtico con los libros de arte”.

Imagen: La Jiribilla

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato