El Caribe Nostrum de Guido López-Gavilán

Alain Valdés Sierra • La Habana, Cuba
Viernes, 1 de Marzo y 2013 (11:44 am)

Autor de todas las obras que contiene, el destacado director de orquesta contó a Granma algunas de las particularidades del fonograma grabado en vivo y facturado por el sello discográfico La Ceiba, de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

El CD —dijo— debe su nombre a la pieza homónima que precisamente es la que da inicio a la placa, y trabajarlo fue sumamente grato, tanto en su concepción como en la realización porque pude contar con la Orquesta de Cámara Música Eterna, formación que dirijo, el Trío Concertante y mi hijo el pianista Aldo López-Gavilán.

"La producción es muy variada, en ella se escucharán varios géneros donde lo cubano prima a todo lo largo del disco, varias de las obras están hechas para orquesta de cuerda como Habanera sensual, Qué rico es y Contradanza caprichosa. También figuran piezas compuestas solo para piano, algunas de ellas muy emotivas. Aldo toca una, muy corta, creada por mí cuando él, siendo un niño, daba sus primeros pasos en el instrumento, titulada Canciones para Aldito y que tiene un valor sentimental muy grande".

También para piano aparece Toque, interpret