¡Chávez, mándame pa' Cuba!

Estuvimos en La Habana en una visita relámpago y muy provechosa. Esa visita a La Pradera y tener contacto durante varias horas junto al presidente Fidel Castro, amigo y hermano, con ese grupo de venezolanos, quienes han ido allá a recibir atención médica de alta calidad, y además en forma totalmente gratuita y con sus familiares.

Nos conseguimos a aquel niño de Elorza; ese niño estaba horriblemente quemado, desfigurado, y un brazo inmovilizado porque se le quemó. Lo encontramos allá en el Fundo Zamorano Santa Rita, entre el tierrero, la gente y los caballos. Llegó corriendo con el bracito en alto, no podía moverlo. Me abrazó con el otro y dice: “¡Chávez, mándame pa' Cuba!” Ese mismo día lo agarramos con su familia, lo trajimos en el Camastrón con la gente de seguridad y lo mandamos a atenderse a La Habana. Y allá me lo conseguí. ¿Saben qué hizo? Me abrazó. “¡Chávez, mira!”, movió el brazo. “¡Mira, Chávez, mira el brazo!”. Y en el rostro ya le hicieron una primera cirugía, van por fases. Ya se le ve rostro, y los ojos que no se le veían.

En La Pradera nos encontramos mujeres de todas las edades, muchachitos, gente con problemas muy delicados; gente muy joven, militares, civiles. Los pobres nunca tuvieron quien les atendiera sus dolores, sus pesares. A veces, enfermedades que se convirtieron en tragedias sin tener por qué serlo, solo porque estaban excluidos y esto es lo que vosotros, sabios oligarcas, no entendéis. Algunos tienen allá un año, algunos se fueron postrados y ya están caminando, dando los primeros pasos. Como ese otro niño, quien se está recuperando; le había dado una meningitis, y está vivo casi de milagro.

 

Anécdota incluida en el libro Cuentos del arañero, de Hugo Chávez Frías. Compilado por Orlando Oramas y Jorge Legañoa Alonso. Vadell Hermanos Editores, C.A. Venezuela, 2012.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato