Ante la muerte de Hugo Chávez

Graziella Pogolotti • La Habana, Cuba

Alejo y Lilia Carpentier vivieron en Venezuela durante 14 fecundos años. Su vínculo con el pueblo, la cultura y el paisaje de esa tierra se hizo entrañable, hasta el punto de considerarla su segunda patria. En el entorno de Los Andes y de la gran sabana, cristalizó para el autor de Los pasos perdidos su definitiva “Visión de América”.

Imagen: La Jiribilla

Desaparecido el escritor, Lilia, su viuda, preservó su legado en virtud del cual asumió como  propia la Revolución Bolivariana conducida por el Presidente Hugo Chávez. Herederos de esa tradición, los trabajadores de la

Fundación Alejo Carpentier compartimos el dolor del pueblo venezolano, dolor también nuestro y de todos los defensores de una América Latina emancipada.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato