Derrota frente a Holanda

Cuba perdió una batalla no la guerra

Tony Triana • La Habana, Cuba

Con 14 hits, Holanda le ganó a Cuba seis carreras por dos, juego con el que arrancó la segunda vuelta en Tokio, cuando comienza el sistema de doble eliminación que posibilita el pase a la siguiente ronda aunque se pierda el partido inicial. Los antillanos están obligados ahora a ganarle a Japón y a China Taipei para poder seguir en el Clásico.

Imagen: La Jiribilla

Ismel Jiménez no pudo con el equipo de Holanda, explotó en la segunda entrada aunque desde los primeros lanzamientos estuvo mal. Si el mejor equipo de Europa, y campeón de la última Copa del mundo, ya le había ganado a Ismel en el juego de preparación,  Víctor Mesa debía haber usado otro lanzador, pero incluso al mejor cirujano se le abre una herida.

Freddy Asiel salió muy bien aunque trabajó mucho, mientras su contrincante Diegomar Markwell, por su control y con la ayuda del cuadro de los tulipanes que facturaron tres doble play en cuatro entradas, caminó cómodamente hasta el final de la quinta entrada, que se le complicó aunque dominó una vez más.

Con el juego dos por