Holanda fue mejor; adiós a Cuba

Tony Triana • La Habana, Cuba

En un desafío que, probablemente, le subió la presión arterial a no pocos cubanos, Holanda demostró que tiene cogida la medida en cuanto a pelota a la Mayor de Las Antillas.

El equipo europeo en dos oportunidades se fue delante, y Cuba los alcanzó; luego sacó ventaja de dos carreras, que no pudo mantener.

Holanda jugó mejor a la pelota y por eso ganó. Para algunos fue un error poner a tocar a Yuliesky, no lo creo. Tanto que se criticó que no lo sentaran y fue el mejor bate por Cuba; sin embargo, cometió un costoso error en tercera, precisamente él, quien juega con la mayor seguridad en las atrapadas en esa base.

El corazón de Víctor, quien peleó, gritó, y muy pocas veces sonrió, según se vio en la toma de las cámaras, debe ser hoy un músculo arrugado por la tristeza. Parecía que él y su tropa formada por novatos y experimentados, podían llegar a San Francisco; pero los tulipanes se le interpusieron a un equipo y un cuerpo de dirección que lucharon de principio a fin por el triunfo. La pelota es así.

Vladimir García, el Cañón de la trocha, y Orlando Yntema, un derecho de origen dominicano, que a los 17 años firmó con los Gigantes de San Francisco, abrieron el juego de vida o muerte y ambos caminaron apenas cuatro entradas.

El cubano, quien había actuado como relevista y es actualmente uno de los mejores lanzadores caribeños, le pidió la pelota al mentor Víctor Mesa: “Me siento en perfectas condiciones y quiero darlo todo por el equipo. Todos queremos discutir el campeonato”. Sin embargo, esa disposición no pudo concretarse en victoria porque errores e imprecisiones hicieron que los tulipanes le fabricaran cuatro carreras, dos en el tercer inning y otro par en el cuarto.

Después de Vladimir, el zurdo Norberto González se hizo cargo de la situación por los antillanos y lanzó cómodo hasta la octava entrada en la que, luego de dos out, con una base por bola, Andrelton A. Simmons le dio un jonrón. De todas formas, siguió en el box hasta sacar un out en el noveno. Con 80 lanzamientos, ya Norberto dio paso a Yander Guevara. Por error de Yuliesky, el bateador Andruw Rudolph Jones se embasó, luego un hit y Víctor llamó a Raciel Iglesias con dos hombres en base y un solo out. Otro hit llenó las almohadillas cuando el mentor trajo a Diosdany Castillo, un jovencito que permitió el gran fly al fondo del campo que dio la carrera número siete de Holanda y su pase a semifinales.

Por su parte, al primer tulipán abridor Orlando Yntema, le siguió Shairon Martis; después Leon Boyd que dio pase en el noveno al cerrador holandés Loek Van Mil, que no pudo dominar a Yuliesky y a José Miguel, pero ponchó a Cepeda y dominó a Abreu con fly al jardín derecho.

Los antillanos rompieron el celofán por doblete de Yuliesky, que llegó a la goma por hit de José Miguel Fernández Díaz; luego, un jonrón de José Dariel Abreu empató a dos en la cuarta entrada, después en el quinto hit de Luis Felipe Rivera, texa de Alexei Bell y doblete de Yuliesky, con un buen corrido de las bases, se anotaron las otras dos carreras.

En la octava entrada, base por bolas a Cepeda, hit de Pito Abreu, batazo impulsador de Despaigne y otro de Yasmani Tomás, dieron las dos carreras a Cuba que llevaron el marcador a seis por cuatro.

 

Comentarios

Este comentario es un poco frio acerca de lo que realmente sucedió, Victor Mesa, es el manager, y por supuesto el responsable de los resultados, no se puede tener el control sin inteligencia emocional: era el úinico manager que brincaba y saltaba todo el tiempo...sin hablar de preferencias...Cuba fue mejor... pero un equipo de beisbol es la inteligencia emocional y concentracion del manager... Fuentes era un simple asistente

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato