El privilegio de escribir sobre el prestigio

Guille Vilar • La Habana, Cuba

Cuando me invitaron a escribir sobre Bobby Carcassés para estas páginas,  me consideré merecedor de un privilegio, porque se trata de un músico a quien respeto y admiro mucho. En esta oportunidad, no deseo referirme a aquellos puntos culminantes de su extensa trayectoria artística, sino a lo que siento cuando pienso en él. Este no es el momento para contar de memoria la historia de sus comienzos, ni de hablar sobre aquellos que han  influido paulatinamente en el complejo panorama de la música cubana contemporánea hasta llegar a convertirse en uno de nuestros imprescindibles. Pero sí estoy seguro que ni soñaba yo con dedicarme a escribir como crítico, cuando no solo su nombre sonaba como algo familiar sino que me llamaba la atención el peculiar código de su lenguaje para abordar el jazz.

Imagen: La Jiribilla

Mucho después, me colmó la certeza: Carcassés es de los artistas que  identificamos con un camino por recorrer del cual no lo apartarán nada ni nadie. Como sucede con toda persona talentosa, además de su alto nivel profesional, lo distingue una modestia impactante, que para quienes le conocemos bien, se podría valorar como un aspecto de su personalidad que le permite evitar los molestos accidentes provocados por los mediocres que están siempre al asecho. Pero no nos confundamos. En el obstinado empeño por moldear su respetable obra, no hace falta ser muy perspicaz para imaginar cuántos obstáculos habrá tenido que sortear quien desde la mayor honestidad, necesita lo que busca, independientemente de los momentos difíciles por los que ha atravesado la cultura cubana durante estos largos años.

Para sus contemporáneos, que Carcassés sea el Premio Nacional de Música de 2012 enriquece, sin duda, el patrimonio musical cubano con una obra de singular factura. Pero, a la vez, constituye un mensaje de ineludible vigencia dirigido a las jóvenes generaciones de músicos, en el sentido de reiterarles que ni la manida improvisación ni el facilismo ramplón figuran entre las variables recomendadas para alcanzar el prestigio de figuras como Bobby Carcassés.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato