Ceguera persistente

El Mundo • España

El Gobierno alemán no pedirá la prohibición del partido ultraderechista NPD

El Gobierno alemán ha confirmado que no presentará una demanda ante el Tribunal Constitucional (TC) para pedir la prohibición del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), que aglutina a los sectores neonazis del país.

La coalición de Angela Merkel ha renunciado a respaldar con una solicitud propia la demanda de ilegalización ya cursada por la cámara de representación territorial (Bundesrat), ante el rechazo del co-gubernamental Partido Liberal (FDP) a dar ese paso.

La decisión, adoptada formalmente hoy en el Consejo de Ministros, se esperaba desde dos días atrás, al anunciar el líder del FDP y ministro de Economía, Philipp Rösler, la negativa de esa formación a impulsar la prohibición.

El Bundesrat presentó el pasado diciembre su solicitud al TC, único órgano facultado en Alemania para la prohibición de un partido de ámbito nacional, y se estaba pendiente de una decisión al respecto de la cámara baja (Bundestag) y del Gobierno.

Desde el punto de vista formal, es suficiente con que uno de esos estamentos presente la solicitud al TC, pero se considera preferible que cuente con el respaldo del Ejecutivo y de ambas cámaras.

La demanda del Bundesrat sigue a la iniciativa presentada en 2003, entonces con el respaldo de los tres estamentos, que tras un largo proceso fue rechazado por el TC por estar fundamentada principalmente en testimonios de infiltrados policiales.

Rösler anunció el lunes que los cinco ministros de su formación no iban a apoyar la iniciativa, con el argumento de que “no se puede prohibir la estupidez”, en referencia a la ideología del NPD, una formación con unos 6.300 militantes y escaños en dos cámaras regionales del este del país.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel era partidaria de apoyar la petición de los “Länder”, pero topó con el escepticismo tanto del FDP como de su propio ministro del Interior, Hans-Peter Friedrichs, de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).

La negativa del FDP y una parte de la CSU coloca en posición comprometida a Merkel, ya que deja la iniciativa para la prohibición del NPD a la cámara alta, de mayoría socialdemócrata-verde.

La otra institución alemana que puede solicitar la prohibición de un partido es el Bundestag, donde la coalición de Merkel es mayoritaria, aún no ha decidido su posición en este asunto.

La iniciativa para prohibir el NPD de 2003 fracasó tras comprobarse en el proceso que numerosos miembros del partido eran informantes policiales y que la petición se sustentaba básicamente en los testimonios de esos confidentes.

El TC acabó desestimando la petición, tras un largo proceso de debates.

En toda la historia de la República Federal de Alemania, solo prosperaron dos procesos de ilegalización de partidos políticos: el lanzado contra el Partido Comunista de Alemania (KPD) y el dirigido contra un sucesor del partido nazi (SRP), ambos en los años 50.

El NPD es la mayor formación ultraderechista de Alemania, seguida de la Unión del Pueblo Alemán (DVU) —ambas en proceso de fusión.

Como el resto de partidos de ese espectro nunca ha tenido escaños en el Bundestag, pero sí en algunas cámaras regionales y en algunos ayuntamientos, lo que le reporta la mitad de sus ingresos.

Se calcula que, junto al NPD y el DVU, existen en el país unas 200 “camaraderías” u organizaciones locales, con un total de 25.000 militantes catalogados como potencialmente violentos.

Fuente: EFE / Berlin

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato