En el Día Mundial de la Poesía…   

Desde el Sur, los editores. 20 años

Daniel García • La Habana, Cuba

La entrega del poeta a un proyecto que promocionaría un género comercialmente estigmatizado con el sambenito  del  “no se vende”,  y que además abriría a los lectores ventanas para asomarse a poéticas disímiles, tanto de Cuba, como del extranjero, llevan de inmediato a pensar en otros tantos esfuerzos que puntean la historia del libro y de la imprenta en Cuba y que uno puede considerar ascendientes de la Colección Sur/Editores.

Recorriendo un poco esa historia, en la bibliografía a mano, se encuentran  exponentes tales como Manigua, sello bajo el cual, entre 1953 y 1958, un grupo de autores santiagueros publicaron sus libros. El primero que vio la luz fue, en 1954, Aquelarre, de Ezequiel Vieta. O Páginas, la editorial que fundó el Partido Socialista Popular y que funcionó durante una década a partir de 1940. O La Verónica, imprenta-editorial creada por los poetas españoles