La nota final

Javier Cruz Roque • La Habana, Cuba

“No más prórrogas. El viernes recojo los trabajos, en eso va la nota final”, dijo el profesor.

Una semana no me basta para elegir un escritor latinoamericano, tomar un cuento de alguno de sus libros, desmenuzarlo y contextualizarlo en esta geografía, como si lo estuviera reescribiendo de nuevo, refugiado bajo la piel del escritor elegido.

Quiroga, Borges, Fuentes, Almendros, Alfonso Reyes; me parece genial Cortázar, el maestro del suspenso latinoamericano. No sé si otros pensarán igual que yo. Pero... ¿Cuál cuento elegiré?, si todos me fascinan de igual forma.

Estoy en los últimos lugares de esta interminable cola; sería una locura si pretendiera llegar temprano al primer turno de clases. Las personas están elegantes como si fueran a alguna fiesta. Algunos van de compras, otros a sus trabajos; los menos acuden a citas furtivas en lugares ocultos o sitios insospechados de la ciudad, lejos de los ojos inquietos de sus propias plebes.

De repente el metrobus asoma por la esquina, se detiene y de su vientre comienza a salir la gente como si fuesen hormigas despavorid