Mito y verdad en un libro–retablo*

Ulises Rodríguez Febles • La Habana, Cuba

Este es un libro imprescindible, porque además de escribir sobre una especialidad teatral, muchas veces al margen de todos los estudios, informa sobre los espacios vacíos de nuestra historia nacional. Y ese es uno de sus aciertos esenciales, pues es un acto de honestidad intelectual  que ilumina el futuro desde el pasado, y nos revela el presente con una eficaz mezcla de géneros: la investigación rigurosa, la teatrología, el testimonio, la biografía, el ensayo y la novela. Sin embargo, ninguno de estos elementos lo hacen denso e inerte; sino un libro vivo, que fluye por las sinuosidades de la historia y sus fenómenos con todas las  perspectivas escriturales, que van desde la ética, la sicología, la estética y la ideología, para detenerse, hurgar y revelar, a partir de las más diversas fuentes orales o escritas, las  complejidades de lo narrado. Todo  concebido desde una original estructura, que nos lleva a reescribir los hechos y a recepcionarlos, en una dramaturgia eficaz de quienes conocen perfectamente las leyes y transgresiones de la escena y del orden cronológico. 

Imagen: La Jiribilla
Rubén Darí­o Salazar y Ulises Rodrí­guez Febles en la presentación del libro Mito, verdad y retablo

 

Es un libro que parte de la necesaria —y no siempre existente— fusión entre la teoría, la historia y la práctica titiritera. El resultado de sus páginas proviene de los objetivos esenciales de un núcleo creativo como Teatro de Las Estaciones, que mediante la indagación y la búsqueda de datos enriquecen sus procesos de puestas en escena. De esta experiencia nace el acto colaborativo entre el dramaturgo Norge Espinosa Mendoza (uno de nuestros más lúcidos intelectuales y teatristas jóvenes, sus últimos libros de ensayo así lo demuestran) y Rubén Darío Salazar, director teatral que definiría de la misma manera que a Espinosa.

Es ese conocimiento, esa sensibilidad, esas vivencias entre los documentos amarillentos y la voz de sus testimoniantes, esa forma de procrear un teatro de figuras que bebe de la tradición y de la modernidad, que asume las convenciones y se rebela contra ellas, lo que nos permite acercarnos por diferentes vías —algo que pluraliza y democratiza el discurso— no solo al  “gran retablo” de la vida de sus protagonistas, los hermanos Camejo y Pepe Carril, sino a un fenómeno que abarca casi tres décadas de la historia teatral de la nación, cuya génesis posee iluminaciones, desvaríos, mutaciones, desapariciones e infinitas conexiones con otros fenómenos de la realidad abordada.

Interesantes son los conceptos utilizados de mito y verdad, algo que no debe pasar desapercibido. El arte de Los Camejo y Pepe Carril junto con la historia primera del Teatro Nacional de Guiñol, siempre vapuleada, enaltecida, sobredimensionada, tergiversada y ocultada, propició el nacimiento del mito, esa invención que puede confundirse con lo real, aún desde posiciones antagónicas, con sus muchos matices o sin ellos; conviviendo en fragmentos de las varias historias que generaron. Este es un libro fiel a ese concepto, cuyo recurso autoral acude a las recreaciones donde ficción y realidad se funden; a la misma vez que todo se desmantela, dinamita y sitúa en su justo lugar, a través de documentos, entrevistas, críticas e imágenes. Es así como la verdad, ese otro importantísimo concepto que enarbola el texto, adquiere una significación especial para los autores, pues encuentra correspondencia entre la idea o representación que se hace sobre algo o alguien, dicha —y en ello se muestra la honestidad y la autenticidad de quienes escriben— conforme a lo que es en sí o a lo que se piensa y siente. Pero es también verdad que se usa para afirmar la certeza o seguridad de algo, mediante una lectura que intenta acercarnos a lo que los Camejo y Carril significaron para la escena cubana. Cada capítulo nos lleva a ciertas verdades no escritas, ni  investigadas, ni recogidas en un país donde las parcializaciones ideológicas, éticas y estéticas funcionan como un intenso torbellino que a veces nos separa de la esencia de los fenómenos. Humano, doloroso y a la vez reparador de esas colisiones que nos marcan y aíslan, este es un libro que habla por sí solo y le es fiel a su voz de criatura escrita y viva.

Imagen: La Jiribilla
"Pelusí­n y los Pájaros",  Teatro Nacional de Guiñol, 1960

 

La verdad y el mito indagan en los conflictos, escisiones y resultados de los procesos creativos del Teatro Nacional de Guiñol, lo cual nos lleva a encontrar razones que van más allá de los dogmas y las simplificaciones de lo sucedido. Seres humanos muestran aquí sus rostros, el trauma de cada etapa de sus vidas, los ocultamientos y los dobleces del alma, lo que fue mito y también verdad. Cada una de estas concepciones está presente en el libro que pronto tendrán en sus manos, que podrán leer para llegar por estos caminos a los intrincados vericuetos de la historia.

Alguien me dijo: “Es un libro incompleto. No todo está dicho”.

¿Y qué es lo que quieren que se diga en este libro incompleto?

Mucha gente que no se aventura a escribir libros, quiere escribir en los libros de otros aquello a lo que jamás se atrevieron, ni pudieron; aquello que, aunque lo intentaran, nunca lograrían por muchas razones.

Para mí es simplemente un buen libro. Provocador y polémico. Inteligente y hermoso. Exigente y leíble. Audaz y honesto. Auténtico y fiel a los conceptos de mito y verdad. Un libro despojado de rencor; que enaltece y denuncia.

Desde algún lugar, Carucha Camejo, Pepe Camejo y Pepe Carril, quizá lo leen.

¿Quieren verlos?; solo tienen que mirar al horizonte.

Abran las primeras páginas.

En un retablo es posible que ocurra cualquier cosa.

 

*Palabras en la presentación del libro Mito, verdad y retablo: El Guiñol de los hermanos Camejo y Pepe Carril, leídas el 21 de marzo de 2013, Día Mundial del Títere y la Poesía, en la función del espectáculo único Títeres son poesía, realizado en la Sala Pepe Camejo, del Centro Cultural Pelusín del Monte, en Matanzas.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato