En el Día Internacional del Libro Infantil

Cumpleaños del mago de los cuentos

Soledad Cruz • La Habana, Cuba
Miércoles, 3 de Abril y 2013 (5:16 pm)

Hans nunca imaginó que su cumpleaños sería celebrado en todo el mundo más de doscientos años después; tampoco, que su día de nacimiento (2 de abril), estaría dedicado al libro infantil; y que en una antigua ciudad al borde  del mar, que los nativos llamaban Habana, se organizaría una fiesta de muchos días para celebrar la existencia del Patito feo.

Poco se sabe de sus libros de viaje, de la ópera cuyo libreto escribió, de sus novelas; pero casi todo el mundo conoce a “La sirenita”, “El soldadito de plomo”, “La princesa y el guisante”, “Pulgarcito”, “La niña de la caja de fósforos”, y tantos cuentos que se fueron convirtiendo en películas, animados y versiones teatrales porque de alguna manera las anécdotas  contienen sentimientos, conflictos, esperanzas que no han desaparecido del alma humana.

Hans Christian Andersen (1805-1875) tuvo una vida novelesca que de, algún modo, reproduce la historia del patito feo convertido en cisne. En 1835 aparece su primer cuadernillo Cuentos relatados para niños y, desde entonces, nuevas ediciones incluirán más relatos llegados hasta nuestros días y que le han concedido el título de padre fundador de la literatura para niños.

Ese es el motivo de la fiesta que la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana ofrece; una fiesta de libros y cuentos, de niños que leen relatos y luego comparten con sus autores, en los alrededores del Parque Andersen y la Biblioteca Rubén Martínez Villena donde se realiza una certera labor a favor de  la lectura. Una fiesta que va a transcurrir entre los días finales de marzo y los primeros de abril.

Pero no solo en la capital habrá festejos. Al este y el oeste de La Habana han surgido muchos cómplices de Andersen enredados en el sortilegio de comunicarse con los más pequeños mediante la narrativa y la poesía que también ejerció Andersen y que, desde el 21 de marzo, anda de protagonista oficial de la primavera y extenderá sus celebraciones hasta el 30 de abril en homenaje a esa maravilla que es el idioma que nos permite expresarnos mientras se ceba la imaginación con las galanuras del entorno.

Abril

Sábanas blancas,

espuma,

añil

tendederas al aíre cual velero.

Mi casa,

era un galeón desde el sendero

de olorosas acacias

y era abril.

De abuelo, el elegante dril

de los rectos y recios caballeros

de abuela,

colgaban en percheros

cual fantasmas sus trajes

y era abril.

Mamá y sus vestidos de colores

perfumados jardines voladores

de encajes y de eternas primaveras.

De papá, el verde olivo

y la patria entera

en su hermoso uniforme

de soldado.

Aún es abril, y yo no lo he olvidado.

Nelson Simón, Pinar del Río 

Justo en Pinar del Río, existe un contundente movimiento de émulos de Andersen fomentado por los talleres literarios asistidos por escritores ya establecidos por su calidad, como Nelson Simón, y desarrollado gracias a las posibilidades de publicación que ofrecen las Editoriales Cauce y Loynaz,  y a las motivaciones de contar con una autora como Nersys Felipe, que con su obra dió un vuelco a la literatura para niños y jóvenes en el país en los años 70 y fue reconocida con dos Premios Casa de las Américas, y ahora ha sido declarada Premio Nacional de Literatura y la próxima Feria Internacional del Libro, la 23, le estará dedicada. 

 

¡Próxima salida!

 

Ferrocarriles Mentales

desconoce itinerarios.

Anda lejos, sin horarios,

desde tiempos ancestrales.

Ignora sentimentales

campos de melancolía,

o ciudades de agonía.

Suben en las estaciones,

los que sueñan ilusiones,

a vivir su fantasía.

 

Joel Lozada Mayo, Punta Alegre 

En Morón, municipio norteño de la central provincia de Ciego de Ávila, se recuerda por estos días, en los preludios del cumpleaños de Andersen, a uno de sus seguidores notorios recientemente fallecido, Ibrahim Doblado, a quien se considera descubridor literario de los cayos que hoy son fuentes de bienestar económico en la región.

El reconocimiento a Doblado está insertado en la mini Feria del Libro —que comenzó el 27 de marzo y continuará hasta el 31—, ocasión propicia para que el notable autor Enrique Pérez Díaz, quien acaba de ser proclamado jurado del Premio Andersen, ofrezca una conferencia sobre el autor lugareño en la cual anuciará la publicación de sus obras en una edición homenaje de la Editorial Gente Nueva que dirige. 

Luna embrujada

Ya está la luna en la pasarela;

con hilo rojo, con guayabera,

con hilo rojo, con qué caderas.

 

Luna cubana, luna hechicera.

Luna embrujada, luna rumbera.

Mayda  Batista, Ciego de Ávila 

En todas las provincia de esta Isla cuentera, en casi todos los municipios, algún autor o autora hilvana algún verso o narración para los más chicos, sin intentar alcanzar la fortuna de Hans Christian Andersen a quien más de doscientos años después de su nacimiento, aquel 2 de abril de 1805, se le recuerda con agradecimiento y se dedica su día de natalicio a reconocer el libro para la infancia, pero con los mejores deseos de conseguir aquella aspiración de José  Martí —otro mago de los cuentos, con la revista La Edad de Oro—, de que los niños los consideren amigos. Y esa ya es una forma meritoria de trascendencia.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato