Tía Tata y Los Yoyo, un recuerdo imperecedero

Gastón Joya • La Habana, Cuba

En los primeros años de la década del 60, Celia Torriente, la autora de la conocida letra de la canción “Barquito de papel”, escribió el programa Tía Tata cuenta cuentos, que era trasmitido por la Radio Nacional diariamente, a las 7:00 a.m., a la hora en que los niños se preparaban para asistir a la escuela. Tía Tata narraba los cuentos, dialogaba con el niño Chispita y con el pajarito Piquito de Coral, también se escuchaban las campanadas del Abuelo Reloj.

Imagen: La Jiribilla
Kikika

En 1963, este programa pasó a ocupar un espacio semanal en la televisión, pero ahora a las 7: 00 p. m. De la Tía… solamente se veía una parte del cuerpo, así cada niño podía imaginarla a su manera. Chispita y Piquito de Coral eran marionetas, y el Abuelo Reloj, con cara de artefacto bueno, estaba fijo en la pared, donde marcaba la hora y movía el péndulo.  

En los inicios del programa, Celia escribió cuentos monotemáticos y adaptaciones de historias tradicionales que se escenificaban con marionetas simples, luego se utilizaron títeres de todas las técnicas. En cada emisión se usaba una forma de animación diferente  que permitía variar la imagen escénica. Más tarde se realizaron aventuras, casi siempre con títeres de guante.
En el espacio, además de los cuentos,  se interpretaba música para niños de distintos estilos y con múltiples cantantes. Normalmente, las canciones estaban ilustradas con algún tipo de muñeco o figura, también se utilizaban números de variedades ejecutados con marionetas: acróbatas, magos, payasos, bailarines y hasta corridas de toros. Todos estos elementos, unidos a la calidad de los libretos, que al igual que entretenían dejaban siempre alguna enseñanza, contribuyeron a que el programa se mantuviera por 20 años en el aire. Fue tal la aceptación que, con frecuencia, se escuchaba decir a cualquiera: “No me hagas  cuentos, que estás como Tía Tata”.

En 1970, Celia tuvo la idea de crear un grupo musical de pequeño formato, que fuera propio del programa Tía Tata cuenta cuentos. Le puso por nombre  Los Yoyo. Era un conjunto que debía seguir el estilo de los combos de moda pertenecientes a la música popular para adultos. Fue así como concebí en imagen y técnica al combo infantil integrado por muñecos. Primero nacieron los cantantes, pensados como títeres de guante para aprovechar la dinámica de esta forma animada. Tenían mecanismos en la boca que les permitían doblar rítmicamente las letras de las canciones. Estos aparecieron delante de una pantalla donde se veían las siluetas de los músicos, movidos mediante sombras chinescas. Esto fue así hasta que se terminaron de construir las figuras definitivas.

Los cantantes se nombran: Alelí (la más recordada), Yoyita, Teri Trencitas, Kikica, Cachita, María Moñitos, Pon Pon y Paíto. Decidí hacer los integrantes del combo como marionetas de hilos para lograr movimientos con el mayor parecido posible a músicos reales. Sin dejar de atender los programas televisivos de cada semana, dediqué seis meses a la experimentación y construcción del proyecto combo Los Yoyo. Para lograr resultados bien creíbles, cada marioneta estuvo dotada con mecanismos y formas propias que se corresponden con los movimientos que debe hacer cada músico. Las manos fueron talladas en madera con la posición apropiada para cada instrumento, y los brazos articulados cada uno de acuerdo a sus necesidades. Los instrumentos son copia fiel de la realidad. El formato está integrado por un piano, batería, guitarra eléctrica, contrabajo o guitarra bajo, bongó y trompeta. En ocasiones, estos últimos instrumentos no tenían quien los manipulara, pues los programas se hacían en directo y no alcanzaba el personal de animación en el momento que aparecía el combo; ellos estaban en el set de los cuentos, razón por la que  casi siempre aparecían los primeros cuatro músicos. El baterista era quien más gustaba y a quien aún recuerda el público. 

Imagen: La Jiribilla
Cachita

 

Las canciones escritas por Celia Torriente eran temas jocosos o didácticos. La música pertenece a la autoría de Enriqueta Almanza, valiosísima pianista y compositora, con mucha gracia y sabor cubano. Ella misma hacía los arreglos y dirigía a los músicos reales, todos integrantes de la Orquesta de la Radio y la Televisión Cubana. “Barquito de Papel” fue la más popular de las canciones, todavía hoy se canta. Las voces fueron hechas por Ana Nora Calaza, Martha de Santelices, Gladys Fernández, Lourdes Torres, Marianita Morejón, Carmen Pujols, Alden Knight y Eddy Vidal. Ocasionalmente, contamos con Omara Portuondo y María de Jesús López. Se unía a todo esto la manipulación especializada de Blanca Álvarez, Ana Jiménez, Nancy Reyes, Gladys Gil, Roberto Mesa, René Cosculluela, Roberto Alfonso, Orlando  Cantón y yo.

El grupo Los Yoyo hizo época, su popularidad dejó una imborrable huella en el público. Muchas personas los recuerdan en la actualidad con gusto y admiración. Me atrevo a decir que el combo constituye un éxito todavía, a pesar de no aparecer en la pantalla desde 1983. A mediados de los años 70, se editaron dos discos de larga duración con su música, pero nada se explicaba en las carátulas, ni contenían fotos de la agrupación. En México, uno de los lugares donde el disco fue vendido, mi hijo Gastón (músico), estaba de gira, unos amigos tenían el fonograma y le preguntaron sobre el grupo, él respondió divertido: “Esos son mis hermanos de madera”. Luego, explicó de qué se trataba. Hace tres años, aproximadamente, en Buenos Aires, recibió por Internet un video del combo enviado desde otro país. Unos amigos de Chile me cuentan que en Facebook, y utilizando imágenes de Los Yoyo, preguntaron: “¿Cómo se llama este combo?”. Hace un tiempo la Dirección de Cultura y del Museo del Cotorro, municipio donde resido, se interesaron por exponer allí de forma permanente a Los Yoyo. En estos momentos, estoy terminando de construir las réplicas del inolvidable combo para donarlas a la institución.

Imagen: La Jiribilla
Los Yoyo

 

Todo esto me satisface modesta y enormemente por ser una obra imperecedera, quizá la más popular de todo cuanto he hecho en 50 años.
Al concebirlos y construirlos, asumí la tarea como un trabajo más de los que hacía a diario, sin imaginar que alcanzarían semejante popularidad. Nunca más ha sucedido algo similar en programas para niños de nuestra televisión. 

Gastón Joya: Diseñador de muñecos para la televisión. Artista de Mérito del Instituto Cubano de la Radio y la Televisión, con varios premios y reconocimientos. Se desempeña, además, como director de arte, actor-animador y constructor de muñecos. Cuenta con más de 50 años de vida artística profesional. Su trabajo con la marionetista Nancy Delbert y el constructor Félix Vázquez, en el Teatro Nacional, en 1960, marcó el punto de arranque. En 1961 entra a la televisión como miembro del Teatro de Marionetas de Cuba, en el programa El mundo de los niños. Se incorpora en los 60 a otros espacios de la televisión que incluían a los títeres, es el caso de Sombras Chinescas, programa pionero al aire en Cuba en el uso de esta técnica. La carreta, El abuelito Andrés, Escenario Escolar, Variedades Infantiles, Los muñecones del domingo y Tía Tata cuenta cuentos, este último tuvo una larga temporada que abarcó de 1963 a 1983. Justo en el año 1970, Gastón diseña y construye el combo de marionetas Los Yoyo, cuyas cantantes eran siempre títeres de guante con mecanismos en la boca. Más recientes fueron los diseños de Toqui, Dando Vueltas y las series El mago del cachumbambé, El pequeño príncipe y  La sombrilla amarilla, entre otros trabajos.

En todos sus diseños siempre destacan el acabado estético y la realización. Ha hecho también colaboraciones con el cine, el teatro y espectáculos musicales, además de sus contribuciones artísticas con la televisión colombiana donde sobresalen las series Papá de noche y El valle de los espantapájaros en los años 90.

Comentarios

Mi tía mRta de santelices era la yoyita

Excelente programa que agradeceremos siempre. Gracias a todos por regalarnos una infancia inolvidable.

Hace un tiempo pude ver un documental muy emotivo sobre Celia Torriente, en esos días no tenía acceso a internet, pero en cuanto lo tuve busqué información sobre ella, y encontré este artículo. La verdad es que quedé muy conmovida con la historia de Celia y más me conmovía ver con la emoción y el cariño que hablaban de ella los que la conocieron más de cerca. Creo que se hace urgente que algún especialista escriba todo lo que sepa de ella en Ecured, es muy triste que no haya información sobre ella.

Hasta hoy pensé que la conocida cancion Barquito de papel la había compuesto el mago Nevali su verdadero nombre Nelido Álvarez Izada bueno genial el artículo contésteme si puede a jorge_machado9@yahoo.com

Ayer vi un documental sobre la trayectoria de celia torriente y quede encantado con ella y todo su que hacer, se que la tecnologia ha avanzado pero creo que se pueden recuperar programas para niños como los que existieron en esos tiempos yo los vi y me gustaron ademas de la enseñanaza que tienen

También yo lloré, y soy un machito santiaguero descendiente de generales y coroneles mambises. Aquiles Jorge, Stgo. de Cuba

CAsualmente el sabado 20 de julio televisaron un documental sobre Celia Torriente y el combo los yoyo entre otras cosas, realmente me sacaron las lágrimas y no me considero un romántico ni mucho menos al recordar como aquellas marionetas y titeres marcaron tan profundamente mas de una generación de cubanos con aquella magia , pienso , resumiendo lase palabras de Alden Knight en dicho documental, que si hay escritores, artistas y talento para reanudar esta hermosa obra, pues, bienvenidos LOS YOYO.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato