Un disco tributo a Oscar López Rivera

Canción para una vida de lucha

Guille Vilar • La Habana, Cuba

Mi fortaleza proviene de que estaba consciente de la decisión que estaba tomando.
Servir a la causa de la independencia es servir a una causa hermosa.
No la siento como un sacrificio. Me han tirado con todo, y todavía estoy aquí.
No es nada extraordinario.
Si quieres hacer algo, lo haces. Y estoy muy agradecido de la solidaridad que recibo.

Oscar López Rivera

 

Soy de quienes creen que el mejor disco siempre puede estar por llegar, ese que está acabado de hacer, el que desconocemos hasta que nos sorprende cuando lo escuchamos. Y así transcurren mis tiempos, disfrutando la multiplicidad de propuestas del rock, del jazz o del son, aunque sin dejar fuera a la llamada música del mundo, todo un universo que debiera dominar, en su mayor amplitud, a nuestras sensibilidades hacia la música y no como una vía alternativa del gran mercado. Aunque me alienta el virtuosismo de las guitarras del rock o el  tumbao en el piano de un sabroso son, encontrarme con un disco que me estremezca por la profundidad del texto de sus canciones, no es algo que ocurra muy a menudo y, por tal motivo, lo recibo como una bendición al reafirmar mi sentido de vivir por el valor de las causas justas.

Imagen: La Jiribilla

Precisamente, mi amiga Arleen Rodríguez Derivet, periodista y conductora de programas de la Radio y Televisión cubanas, me hizo escuchar algunos temas del disco La lucha es vida toda, una recopilación de diferentes intérpretes y agrupaciones de Puerto Rico en tributo a Oscar López Rivera, el preso político que más tiempo ha pasado tras las rejas de cárceles norteamericanas por defender la independencia de su patria. Con 70 años de edad cumplidos y 31 de estos en injusta prisión, Oscar representa un símbolo de resistencia y de esperanza para los habitantes de su querida Borinquen.

Desde la emotiva portada del mencionado disco, se percibe que estamos ante una de las respuestas del hermano pueblo a la orden de desplegar el mayor amor posible que inspira la epopeya por la libertad del luchador independentista. Con una excelente producción discográfica a cargo de Alfonso Tito Augier, cada una de las canciones aquí grabadas, no solo son piezas inéditas en donde los autores pretenden abarcar las distintas etapas de la vida de Oscar sino que, a la vez, representan una diversidad tomada de la riqueza musical que identifica a la música puertorriqueña.  Ahí están Andy Montañez, quien desde la alegría propia de su estilo característico, reitera en “Mil Pedacitos”: Nunca me voy a sentir/Lejos de ti, mi Puerto Rico/porque yo guardo en el alma/mil pedacitos de ti; el lirismo de Danny Rivera en “Niña”, con la esperanza de verla crecer en su tierra libre; mientras que el trovador Fernandito Ferrer sube la parada en “No puedo dejarme salir” por la terquedad de los valores de quien afirma: Si di mi sed, di mi amor y di mi aliento/Si he dado mi vida por esto/Nunca me arrepentiré/De así haberlo hecho. En una cuerda similar, pero aún más agresiva, se encuentra la pieza “El fuego de Chicago”, a cargo del grupo Intifada, un rap provocador con la rebeldía de los jóvenes chicanos que viven en la metrópoli. Sin embargo, es la pieza interpretada por Lucecita Benítez, “Señor Federado”, la que nos deja absolutamente impactados desde el momento cuando se escucha por primera vez.

Los cubanos estamos familiarizados con la obra de Lucecita quien años atrás hizo cotidiana su presencia en nuestros escenarios, además de habernos grabado en nuestra memoria  un verdadero monumento de la canción contemporánea como es el caso de “Oubao Moin”, conocida popularmente como “Alabanza”. Pues, en “Señor Federado”, tema compuesto por Tito Augier y Walter Marciglio, Lucecita no solo alcanza la insuperable estatura dramática de “Alabanza”, sino que con la apasionada interpretación de este texto revolucionariamente subversivo, transforma la canción en un gigantesco tsunami de la dignidad y de la vergüenza de los puertorriqueños, reflejados en la persona de Oscar López. La canción tiene una progresión in crescendo; no obstante, la fuerza del mensaje, aparece representada por un lenguaje directo por quienes asumen la humildad de sus vidas, pero con la valentía que nace de la verdad cuando esta es utilizada como escudo.

Canciones como “Señor Federado” son de las que encuentran abrigo en el templo de la justicia, al estar talladas en el corazón de todos los seres humanos de buena voluntad. Canciones como “Señor Federado”, en escasos minutos, retratan de cuerpo entero, los principios eternos de un luchador por la soberanía de su pueblo. Canciones como “Señor Federado”, provocan más de una emoción en los cubanos, en la medida en que su texto se identifica con la denuncia cubana al mañoso proceso entablado contra nuestros Cinco héroes presos hace 14 años en cárceles norteamericanas —por cierto, uno de ellos, Fernando González, en algo más que una coincidencia histórica, compartió durante meses celda con Oscar en la prisión Terre Haute, Indiana, para colmo del imperio.

 

Señor Federado.

Tito Augier/Walter Morciglio
Intérprete: Lucesita Benítez.

Señor federado

bueno vernos por fin

mi defensa va al grano

mi caso, es el de un país

con todo respeto

usted no manda en mí

su corte es un fraude

su ley es de falso matiz

soy un ciudadano

de medio valor

un colonizado cansado

pero ya sin temor

y a usted se le olvida

que aquellos sin voz

son gente que brinca también

cuando descubre el sol

evitemos rodeos

que esta farsa se ve

la historia la escribe el que

gana

y la verdad no se ve

me llaman terrorista

cuando saben muy bien

que lo mismo decía Inglaterra

de ustedes también

me acusa usted

de querer derrocar

a un imperio imponente

con armas de arrabal

y me insulta nuevamente

al no mencionar

que lo que pasa aquí

es que mi gente

no es su prioridad

pero pa´mí sí

y con mi razón

no querían oír

y grité porque si no…

ya que así capte

su rara atención

fíjese mejor

que esto es más de una voz

me apresa usted

por el delito mayor

de tener el valor de

enfrentarle

porque pa usted mi pueblo

no es quien para hablarle así

pero pa´mí sí

y con mi razón

no querían oír

y grité porque si no…

ya que así capté

su rara atención

fíjese mejor

que esto es más de una voz

Comentarios

Extraordinaria síntesis y apreciación del disco en tributo al patriota boricua Oscar López Rivera. Para más información y para obtener el disco ir a: http://www.cdbaby.com/cd/laluchaesvidatoda y http://www.cdbaby.com/Artist/VariousArtists6767. Su enlace ha sido colocado en esta última página. Muchas gracias.

Gracias por tanta nobleza.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato