La voz del Gigante

César Gómez Chacón • La Habana, Cuba

“Cuando el 5 de marzo, a las 5:15 de la tarde, di la noticia,
esa infausta y dolorosa noticia, casi no me salía la voz…”

Nicolás Maduro, Cubadebate, 27 de marzo de 2013

 

Entonces no lo supo, pero fue en el mismo instante de la partida de Hugo Chávez cuando Nicolás Maduro nació, creció y se hizo sueño y esperanza de millones de hombres y mujeres en el mundo.

Colocado ante la historia por la más genial y postrera decisión de Chávez, el robusto y espigado venezolano de 50 años apenas pudo secarse las lágrimas del dolor, y ya las cámaras y las miradas de Venezuela y de todo el planeta enfocaban hacia él. No era un reto: era una montaña; no era un imprevisto: era el destino.

Imagen: La Jiribilla

Hijo, discípulo, camarada y hermano del Comandante-Presidente, Maduro maduró a su lado y bebió de él hasta el último sorbo de amor y respeto por Venezuela y el legado bolivariano. Pero, ¿podría llenar el vacío?

Sin preguntárselo, aquel que durante años fue omnipresente, pero casi imperceptible tras la figura del gigante de Sabaneta, comenzó a subir la cuesta, a tejer por sí mismo el único milagro que se esperaba de él: hablar con la voz del pueblo, que era la voz de Chávez.

Como un Cristo en rebeldía, Nicolás cargó sobre sus hombros la mochila del deber, de la fidelidad sin límites, y salió a desafiar el polvo del camino, por los llanos y cerros de su inmenso país, como si quisiera verlo todo y a todos a la vez. Dicen que andaba en campaña electoral, pero él también buscaba a Chávez.

En su peregrinar fue descubriendo que todos y todas eran él, y él mismo era ellos, visiblemente emocionados al verle por primera, por segunda, por enésima vez… empinarse en las tribunas, besar a Cilia, cantar y silbar la alegría de los pájaros y las tristezas del llanero. Aconsejar y volver a aconsejar: paz, tranquilidad, unidad, respeto, orden. ¡Juramos Comandante!

Y a la vista de todos Maduro se fue haciendo alma y emisario de su pueblo, voz de los oprimidos del continente y del mundo entero. Lloró y rió con él la marea roja; pataleó y rabió por él la “mareada” sin tinte de los caprichosos y “robonskis” de siempre. Ya no hubo el vacío. La muerte hecha resurrección trocó el dolor por el clarín de la batalla.

¿Cuántos discursos, entrevistas, declaraciones cada día? La cuenta se perdió en el tiempo inmenso de este último mes y algo. Y no ha parado. Hay instantes cuando parece que su voz y sus fuerzas no alcanzarán para más.

Es entonces, en cada uno de esos momentos, cuando todos escuchan bien alto, desde el Cuartel de la Montaña, o desde el infinito mismo, la firme y sonora voz del Gigante, que con orgullo le alienta: Vas bien Nicolás, ¡adelante hermano!

Comentarios

El imperialismo de entrada ya sabe que ha perdido… El héroe que hoy ha muerto desde el cielo nos escucha ¿Será que nuestra América se acabó al morir Chávez? ¿ O que con su partida se reinició la lucha..¿ El imperialismo sin dudas está inconforme… ¿Porque no murió y ya, y asunto terminado? Será que al morir Chávez se vistió de uniforme …un pueblo que jamás estuvo uniformado? EL Imperialismo sin dudas se rompe la cabeza.. ¿Cómo es que Venezuela aun llora su partida?.. ¿Será que aquella fuerza del Comandante Rojo.. Ha quedado en su gente para toda la vida? EL imperialismo de entrada no comprende ¿Porqué América dice que su Norte es el Sur…? ¿Será que este guerrero va indicando el camino Y se llevó en sus manos una antorcha de luz…? El imperialismo de entrada , ya sabe que ha perdido.. Va mirando su fin a través de un cristal.. Pues la tierra de indígenas que un día conquistaron, Hoy no es patio trasero del vecino infernal…. Es el lugar sagrado de héroes ancestrales, Donde la tierra es fértil y nuestra por demás ¿Será que ya la CIA , sabía de antemano Que al morir nuestro Chávez El suelo americano se le iba a despertar..? El imperialismo sabe lo mal que ha calculado Ni borrando su cuerpo lo ha podido borrar… Vive en todos los lados de la América nuestra Y a veces se le escucha e incluso hasta cantando ! Cuánta razón tenía mi Comandante rojo…pues no se fué ¡Se quedó circundando!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato