Qué sabemos de Zanzíbar

Pedro de la Hoz • La Habana, Cuba

Es raro, muy raro, que Zanzíbar sea noticia en nuestros medios culturales. La sabemos pequeña isla ubicada en el Océano Índico, integrada a la República de Tanzania en África oriental, portadora de fuertes tradiciones milenarias, puente entre las culturas de dos continentes. En Cuba, gracias a los magníficos cursos impartidos en Universidad para Todos por el profesor Sánchez Porro, su historia se ha hecho familiar. Pero de la cultura viva de Zanzíbar, como la de otras muchas zonas de África, apenas sabemos nada. Sencillamente, estamos más familiarizados en nuestro país y otros de la región, con lo que se escribe, pinta y canta en los centros hegemónicos de la cultura occidental, que con lo que escribe, pinta o canta en Sudáfrica y Argelia, en Ghana y Uganda, cuando por razones de matrices culturales compartidas no debía ser así.

De ahí que me llamara la atención que Prensa Latina reportara en estos días de abril la muerte de uno de los íconos de la cultura zanzibariana. Imaginen a una Rita Montaner, a una Elena Burke, o a las afortunadamente vigentes