Pierre Etaix en Cuba

Enamorado perdido del cine

Yinett Polanco • La Habana, Cuba

A Pierre Etaix le tomó 80 años llegar a Cuba, pero venir lo ha hecho feliz. Es así como se le vio por estos días en La Habana, sonriente, accesible al público. En la inauguración del 16 Festival de Cine Francés, agradeció a los espectadores, de antemano, por asistir a la retrospectiva de sus películas emblemáticas recientemente restauradas, que integran un ciclo especialmente dedicado a su filmografía.

Imagen: La Jiribilla

Actor, director, guionista, clown, ilustrador, diseñador y músico, hombre renacentista, podría decirse. Una muestra de 30 paneles con bocetos, dibujos e imágenes de su trayectoria artística se inauguró también el día 12 de abril en el lobby del Cine Chaplin bajo el título Pierre Etaix, la genialidad de un artista, como parte de los homenajes al multifacético creador.

Etaix es recordado por cintas como Le soupirant (El pretendiente) (1963); Yoyo (1965); Tant qu’on a la santé (Mientras haya salud) (1966); Le grand amour (El gran amor) (1969) y Pays de cocagne (El país de la abundancia) (1971), y tres cortometrajes: Rupture (Ruptura) (1961); Heureux anniversaire (Feliz aniversario) (1962) y En pleine forme (En buenas condiciones) (2010).

Imagen: La Jiribilla

Con excepción de la última, estas películas estuvieron ocultas por más de 20 años a causa de una batalla legal que se solucionó en 2010, cuando la justicia francesa falló a su favor. Antes, un movimiento de solidaridad que encontró defensores como Woody Allen había apoyado su causa. Las copias que el público cubano puede ver por estos días han sido restauradas en 35 mm y subtituladas en español por las fundaciones Technicolor, Grouppama Gan Foundation y Studio 37.

“Cuando amamos hacer algo por mucho tiempo, eso que hacemos toma una importancia capital —declaraba en la conferencia de prensa del Festival de Cine Francés—. Uno se involucra en esta aventura completamente y con el paso del tiempo esas cosas envejecen. Nunca quise hacer un filme que se pareciera al otro, apenas había concluido la realización de una película y estaba pensando en otra. Mi vida ha dado muchas vueltas y me doy cuenta de cuánto el cine ha evolucionado. Soy un enamorado perdido del cine, específicamente del slapstick, que es una técnica creada por Chaplin y aplicada por muchos comediantes, una comedia basada en los gags. Soy un enamorado perdido del cine cómico y simplemente quiero compartir esto”.

De todos sus títulos, es probablemente Yoyo el más reconocido, por ser un vibrante homenaje al mundo del circo. En esta película se descubre la fascinación de su director por la idea de movimiento, de huida, de nomadismo. A pesar de carecer de un fuerte desarrollo narrativo, muestra al mismo tiempo acontecimientos importantes para la cultura de la humanidad como la aparición del cine sonoro o de la televisión.

Imagen: La Jiribilla

Sin embargo, fue Heureux anniversaire (Feliz aniversario) la producción que más lauros tuvo: premios Oscar y BAFTA al mejor cortometraje en 1963, el Gran premio del Festival de Oberhausen y el premio Simone Dubreuilh del Festival de Mannheim. El Oscar le llegó nuevamente en 2011 como un premio de honor por su trayectoria artística. En 2012 recibió el premio Aardman/Slapstick à Bristol del Slapstick Festival, que se entrega cada año a la excelencia excepcional en el área de la comedia visual. En octubre de ese mismo año recibió el premio Jean Mitry del Festival de Pordenone en Italia.

Ninguno de esos reconocimientos lo deslumbró. Con la típica ironía francesa comentaba en la conferencia de prensa que los Oscar no le habían permitido vivir. “No puedo decirles que cuando gané el primero no estaba emocionado, pero en el momento que me dijeron: “Ganaste un Oscar”, pregunté: “¿Qué es un Oscar?” Cuando me explicaron lo que era estuve contento por haberlo obtenido. Al recibir la estatuilla firmé un documento diciendo que no la iba a fundir ni vender; mi productor la guardó toda su vida en una vitrina, él murió y su viuda probablemente la botó. En cuanto al segundo, viene a ser como un premio póstumo, pero en vida”. 

Con un sentido del humor aún chispeante afirmaba en la inauguración de la muestra expositiva en el Chaplin: “Pienso que no hice algo tan relevante. Lo único importante y que me interesa es mi profesión de payaso, pues lograr que alguien se divierta es muy difícil, y más delicado aún a medida que pasa el tiempo”.

Su primer número de music-hall lo montó en los años 60, con él recorrió Europa entera presentándose en solitario como Yoyo. En 1973, fundó la Escuela Nacional de Circo de Francia junto con Annie Fratellini y el circo ha sido su refugio desde entonces; en 2010, montó su nuevo espectáculo, el Miousik Papillon. Ha dedicado su vida a hacer reír. Por eso, quizá se mostró tan complacido cuando en la apertura de Pierre Etaix, la genialidad de un artista, alumnos de la Escuela Nacional de Circo de Cuba presentaron un pequeño espectáculo dentro de la apertura de la exposición en la cual el actor cubano Carlos Ruiz de la Tejera lo calificó como “poeta de la imagen, fino artesano de la risa y la sonrisa”.

Pierre Etaix escribió en 1985 su primera obra de teatro, L'âge de monsieur est avancé, que fue adaptada para la televisión gala dos años después. En 1988, realizó para ese mismo medio el cortometraje Rêve d’artiste ou le cauchemar de Méliès, como parte de una serie temática con la que se le rendía homenaje a Georges Méliès, el destacado ilusionista y realizador francés.

Como actor, Pierre Etaix ha intervenido en I Clowns (1971); Max, mi amor (1986); Henry y June (1989); y Jeunet Micmac à tire-larigot (2009). Sin embargo, probablemente su actuación más esperada fue en una película que nunca llegó a concluirse, The Day the Clown Cried, de Jerry Lewis. En ella, un payaso era obligado por los nazis a hacer reír a un grupo de niños judíos que poco después iban a ser asesinados en la cámara de gas. Refiriéndose al protagonista de su película, el propio Lewis afirmó: “Dos veces en mi vida he comprendido lo que era el genio: la primera vez mirando la definición en el diccionario; la segunda, al conocer a Pierre Étaix”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato