Llanes, el arte de la evocación histórica

Magaly Sánchez Ochoa • La Habana, Cuba
Viernes, 26 de Abril y 2013 (2:24 pm)

Tengo una preferencia declarada por la literatura de tema histórico, las biografías, por supuesto, o aquellas historias definidas por un contexto de este tipo. Disfruto con títulos que son más que cifras, fechas, estatuas de mármol.

De manera que cuando leí Celia nuestra y de las flores, de Julio Llanes, título con el que este autor salía en grande a la recepción de los lectores y la confrontación con la crítica, supe que había encontrado a uno de mis autores preferidos. Celia nuestra y de las flores llegaba con un Premio La Edad de Oro en 1983, la Editorial Gente Nueva lo publicaba en 1985 y, posteriormente, lo haría la Casa Editora Abril y también recibiría el Premio La Rosa Blanca.

Esta primera entrega muestra los recursos expresivos que consagrarán a Llanes en sucesivos títulos: estructuras dinámicas, acertada pintura de los personajes, todo sustentado con hábiles retratos sicológicos y óptimo aparato técnico literario apoyado por la investigación profunda de la historia recreada.

A este libro seguirá otro de corte parecido, pero de mayor intención en la utilización de recursos estructurales, cuidado lenguaje y cambios de puntos de vista espaciales y  temporales. Hablamos de Canción para una  sonrisa, publicado por la Casa Editora Abril en 1988. Hay en este libro una acentuación de la libertad del autor en el manejo de la realidad al interrelacionar los personajes de ficción con los históricos, además de un relevo de estos personajes que relatan y dotan a la narración de una voz múltiple, coral, tal y como queda la historia de las hazañas del inolvidable Camilo Cienfuegos en la memoria popular. Este título es uno de sus Premios La Rosa Blanca.

Mi amigo Serafín, Ediciones Luminaria, 1991, canta al héroe independentista, es texto ameno, de calidad literaria y portador de incuestionables valores éticos y literarios, material de placentera lectura y obligada referencia por parte de los educadores en su tarea docente.

Con Cuentos y sueños de la niña mala, título que sigue en orden de publicación de este autor, un libro muy afortunado en número de ediciones, entre estas por Ediciones Luminaria, en 1996, que lo reedita posteriormente y la Universidad de Pelotas, Brasil, 2004. Obtuvo importantes galardones: Premio La Edad de Oro en 1991 y La Rosa Blanca en 1996, entre otros. Sentido homenaje a Raúl Ferrer y Onelio Jorge Cardoso en su labor como maestros.

En este libro ya las manos creadoras de Llanes están totalmente libres. El virtuosismo del lenguaje y el discurso narrativo están preparados para un salto mayor. Surge entonces Paquelé, Editorial Oriente, 2000. Asistimos al develamiento del alma de la villa de Sancti Spíritus en plena Guerra Grande. Esta novela constituye un canto a la provincia natal de Llanes nunca escrito antes con tanta verdad y belleza: la epifanía de la patria chica que se nos hace carne y espíritu. Una lección acerca de lo que es el amor al lugar de origen, sobre el que se asentará la devoción a la patria grande.

Repitamos este párrafo antológico:

“Cierra los ojos, pero la imagen de la ciudad no se borra, persiste, la ve mejor que nunca. El monte va cerrando su espeso follaje detrás de los pasos del caballo. No. No importa: Sancti Spíritus va con él, lo acompaña siempre”.

Uno de los méritos de esta novela es el tratamiento del tema negro. Aquí se muestran esos personajes con grandes valores, no son solo sufrientes, gente domesticada por la desventura y la falta de libertad, sino que muestran las más altas virtudes que forjarán nuestra idiosincrasia: inteligencia, rebeldía, amor a la libertad, alegría, gusto de vivir, profunda cultural natural. Estamos ante gente desposeída de sumisión y con clara  inteligencia como para vérselas con el tiempo y las circunstancias de la vida esclava y que fueron capaces de actuar sobre ellas,según sus pocas posibilidades.

El taita Ambrosio, el viejo calesero, cimarrón, aparentemente vencido y despojado del machete vindicador, pero convertido ahora en una fuerza imparable será el custodio y transmisor de la cultura y la religión africanas, el defensor de la identidad de la raza que ha marcado con fuerza el espíritu de nuestra  nación.

Ma Teresa, la doméstica, gana su libertad —más formal que verdadera, es cierto, pero al final es un paso adelante— con astucia, trabajo y perseverancia. Y eso representa otra forma de lucha. Paquelé, por su parte, ya ha sido comparado en el relato como un ibeyi que en la religión africana simboliza la alegría y la libertad. Hijo de cimarrón, joven orgulloso y libre, decide dar el paso que lo engrandece como ser humano. Se niega a la humillación y toma el machete rebelde de su padre, el cimarrón Servilio, conocido por el grupo de negros rebeldes como Osain, dueño del monte. Armado así, se echa a la manigua a combatir junto con otros negros como él, mulatos, chinos y blancos, por la libertad de Cuba.

Numerosa es la producción literaria de Julio Llanes, entre otros títulos, a los que no alcanzamos ahora por no haber poseído los textos aún, relacionamos: Del corazón a la memoria; El pájaro del alma, finalista del Concurso Internacional Libresa; Las palomas de Guillén; Chile mío; Che entre la literatura y la vida, publicado por el Centro de Investigación de Pistoia, Florencia, Italia; Corpus Libros,  publicado en Cuba y Agentina; La princesa Doralina, de ediciones Matanzas, recientemente galardonado con el Premio La Rosa Blanca y Premio Extraordinario Centenario de  Dora Alonso.

Múltiples ediciones masivas por la Editorial Pueblo y Educación, numerosos premios y distinciones como la Distinción por la Cultura Nacional, Medalla de la Alfabetización, Hijo Ilustre Yaguajay, el  Escudo de la Ciudad de Sancti Spíritus,  Medalla 40 aniversario de las FAR, Los Zapaticos de Rosa, Educador destacado del Siglo XX. Es miembro fundador de la UNEAC, miembro de Honor de la Asociación de Pedagogos de Cuba, entre otros reconocimientos.

A orgullo lleva el conocimiento de que sus libros se agotan en las librerías y son objeto de estudio por investigadores, críticos y promotores literarios del corpus narrativo de la Literatura Infantil contemporánea cubana.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato