La otra vida del Museo Nacional

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba
Fotos: Kike

Se dice, con toda razón, que un museo vale por sus colecciones. La capacidad de la institución para conservar, organizar y promover los valores patrimoniales que atesora da la medida de su significación y eficacia.

El Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) cumple cabal y sobradamente con esos principios, sobre la base de una labor que, como sabemos, fue potenciada durante la segunda mitad del pasado siglo XX, y más aún a partir de su reparación capital concluida al inicio del presente siglo y la readecuación de sus instalaciones que cuentan ahora con dos inmuebles, el que alberga el Arte Cubano y el reconvertido edificio de Arte Universal.

Imagen: La Jiribilla

Pero un museo vale también por lo que es capaz de irradiar en su entorno y de dialogar activ