Día Internacional de los Trabajadores

Marcha por la construcción de un socialismo próspero y sostenible

Cobertura Especial de La Jiribilla • La Habana, Cuba

“Orgullosos de nuestra obra” fue el lema del cartel que abrió el desfile por el Día Internacional de los Trabajadores en Cuba, en el que miles de habaneros marcharon por la histórica Plaza de la Revolución como muestra de su apoyo unido a la construcción de una sociedad socialista próspera y sostenible, y también para rendir homenaje al Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías.

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/primero-de-mayo' title='temas/primero-de-mayo'>Primero de Mayo</a>

Presidieron el acto por el Primero de Mayo el Primer Secretario del Comité Central del Partido (CCPCC) y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro; miembros del Buró Político y Secretariado del CCPCC y de los Consejos de Estado y de Ministros; así como representantes de las organizaciones de mazas, de la Unión de Jóvenes Comunistas, de las organizaciones estudiantiles, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior.

Raul Castro en el <a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/primero-de-mayo' title='temas/primero-de-mayo'>Primero de Mayo</a>
Foto: Cubadebate
 

Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político del Comité Central, llamó a elevar los niveles de producción, la productividad del trabajo, la calidad de los servicios, la incrementación de exportaciones, la sustitución de importaciones y el uso racional de los recursos para alcanzar la eficiencia que el país requiere en su actualización del modelo económico.

“El mundo está sometido a una crisis global —afirmó—, plagada de conflictos regionales y locales que amenazan desde múltiples aristas la supervivencia de la especie humana, y sus efectos arrojan sobre los trabajadores y los pueblos el desempleo, la rebaja de los salarios, la pérdida de beneficios sociales, el despojo de sus viviendas, los lanzan al hambre y la miseria y son totalmente reprimidos cuando protestan”.

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/primero-de-mayo' title='temas/primero-de-mayo'>Primero de Mayo</a>

Valdés Mesa ratificó que, a pesar de los intentos imperiales por socavar la soberanía, “nuestro pueblo se siente orgulloso de poder mostrar al mundo que su Revolución le ha garantizado el disfrute de los derechos humanos fundamentales que hoy le son negados a millones de personas de todo el mundo”.

Durante el acto se manifestó que los preparativos del XX Congreso de la CTC incluyen la discusión y participación de todos para concebir el proyecto de ley que modificará el código de trabajo vigente, adaptándolo así a los nuevos requerimientos de nuestra sociedad.

Raul Castro en el <a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/primero-de-mayo' title='temas/primero-de-mayo'>Primero de Mayo</a>

“Se oye, se siente: Chávez está presente” fue la voz popular que llevaron los miles de participantes en su homenaje al líder de la Revolución Bolivariana, “ese gigante que entró en la historia como prócer de América, a la Revolución Bolivariana, y a su querido pueblo, al que dedicó hasta el último instante de su fecunda vida”, como expresó el secretario general de la CTC.

La conga, esa muestra del alma musical cubana, fue el acompañante esencial de la alegría en esta marcha, haciendo presente la cultura cubana, que también fue representada por los miembros del Ballet Nacional de Cuba, los trabajadores del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, la Empresa de Grabaciones EGREM, los estudiantes del Instituto Superior de Arte, bailarines del conjunto de Danza Contemporánea, y miembros de la compañía infantil La Colmenita.

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/primero-de-mayo' title='temas/primero-de-mayo'>Primero de Mayo</a>

Entre los presentes al acto por el Primero de mayo en La Habana estuvieron integrantes del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo e Iván Melnikov, primer vicepresidente de la Duma Estatal Rusa. Además acompañaron a Cuba más de 2000 amigos de la Revolución, en representación de 73 países y 265 organizaciones sindicales del mundo.

Los trabajadores de La Habana transitaron por la Plaza llevando creativas gigantografías que representaban a sus distintos centros como un tren de los ferroviarios, un casco blanco de constructores, un avión de los servicios aéreos, envases de medicamentos, señales del tránsito, cámaras y micrófonos, camisetas a gran escala de la industria deportiva, Elpidio Valdés con María Silvia y Palmiche, una garita de seguridad y protección, o un cocodrilo cocinero del Ministerio de la Industria Alimenticia.

El bloque encargado de dar el cierre estuvo conformado por una representación de los jóvenes cubanos, quienes bajo la consigna de “Cuba, unida, jamás será vencida” reafirmaron que el pueblo cubano está apegado a la construcción de una sociedad socialista próspera y sostenible.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato