Entrevista con Moraima Clavijo,
directora del Museo Nacional de Bellas Artes

Salvaguardar el arte

Rachel Domínguez • La Habana, Cuba

El centenario que este lustro conmemora el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) es un buen pretexto para reflexionar sobre lo que ha significado el proceso de investigación, atesoramiento, conservación y restauración de las obras que conforman el patrimonio artístico cubano, salvaguarda de nuestra identidad nacional.

Imagen: La Jiribilla

La acumulación, hoy mayormente a cargo de museos y galerías, va acompañada de la restauración, conservación, presentación, divulgación y protección del patrimonio sociocultural, según explicó la directora del MNBA, Moraima Clavijo, al ser interrogada sobre las dinámicas de funcionamiento de esa entidad artística luego del triunfo revolucionario de 1959 y sobre las actividades que han sido programadas con motivo de su centenario.

Antes de que Cuba se convirtiera en la esperanza de todo un continente, el centro de arte funcionaba como un museo enciclopédico, ya que tenía un perfil polivalente y albergaba colecciones de muy diverso tipo: cañones, la mascarilla de Máximo Gómez, joyas, piezas aborígenes, objetos de artes decorativas, etc. Se trataba de un conjunto heterogéneo de piezas que constituyó el fondo primigenio del Museo. Muchas de ellas hoy están expuestas en el edificio de Arte Universal como parte de una exposición fundacional: El Museo nacional de Cuba. Orígenes de la colección, la cual intenta rescatar la memoria institucional.

Imagen: La Jiribilla
"La Catedral de Sevilla", de Jenaro Pérez Villaamil.
Esta obra se exhibe en la exposición Orígenes de la Colección

 

Hoy, la realidad del mayor museo del Caribe insular, que alberga una de las mayores colecciones de pinturas y esculturas de América Latina, es distinta. Se trata de un centro de arte “especializado, desde la década del 60, en las artes plásticas: pintura, escultura, grabado… y ahora también video arte y otras manifestaciones que se han ido incorporando a las artes plásticas y que nosotros hemos coleccionado”, comentó Moraima Clavijo.

“Hace ya algunos años obtuvimos un premio de la UNICEF en reconocimiento a los 40 años ininterrumpidos de trabajo con la población juvenil e infantil —explica la directora respecto a las estrategias de impacto en la comunidad—, porque los talleres del museo son los más antiguos de Cuba. Siempre hemos trabajado en ese sentido”.

Imagen: La Jiribilla

“A partir de los años 60 —continúa— se priorizó lo que pudiéramos llamar un cambio de público en el Museo, el cual dejó de ser un centro de elite y se propuso acercar a todos: a las unidades militares, a diversos centros laborales, a las escuelas, etc. Por ello, se pensó en llevar las exposiciones hasta las personas, lo cual en esos años era más sencillo que ahora, por cuestiones de seguridad. Y se hizo, se llevaron exposiciones patrimoniales a diferentes puntos de la ciudad.

“El trabajo en la comunidad del Museo es una tradición, de hecho tenemos un equipo, que es el Departamento de Servicios Educacionales, dedicado a guiar las visitas, las conferencias y a pensar los talleres. Ellos tienen actividad constantemente; la difusión de esas estrategias también se hace a través de ese departamento: todo lo que es la programación del teatro y las diversas salas que el museo posee. Cada exposición o actividad tiene una estrategia de comunicación propia, ese trabajo está vinculado también a la divulgación y promoción, en el cual se incluye el boletín electrónico del museo, La Ventana Abierta”.

Imagen: La Jiribilla

Actualmente, en el mundo las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han sido puestas al servicio de las instituciones artísticas en pos de una interacción diferente entre el público y las obras, de otras experiencias en la gestión cultural, etc. En ese sentido, Moraima Clavijo está consciente tanto de los pasos que se han dado para la modernización del MNBA, como de los que aún faltan:

“A veces la tecnología nos limita en cuanto a recursos y al alcance de nuestros equipos, pero sí estamos abiertos a todos esos cambios. Precisamente, nuestro evento dedicado al centenario del Museo estuvo en Facebook, porque nos parece muy importante utilizar las redes sociales, en la medida de las posibilidades, para intercambiar. Nos encantaría que en la misma sala el público que se acerca a una obra pudiera ver el resto de las obras de ese artista, dónde están emplazadas esas piezas y un montón de información al respecto; el apoyo audiovisual que tienen casi todas las exposiciones hoy en día es muy importante también. No tenemos todo lo que quisiéramos, pero esos elementos llegarán de alguna manera. Incluso, si existieran investigaciones sobre estas nuevas experiencias, algunas de las cuales pudiéramos poner en función del Museo, estamos abiertos a recepcionarlas”, aseguró.

Clavijo también explicó que, hace poco, en uno de los eventos realizados con motivo del centenario, fue presentada una multimedia llamada Arte Cubano: las colecciones. El producto comunicativo contiene abundante información, presentada por los historiadores del MNBA, sobre el tesoro que posee este edificio y la labor de historiografía que se ha realizado a lo largo de su existencia.

Imagen: La Jiribilla

Sobre las actividades que el Museo ha programado para todo el año, Clavijo comentó sobre algunas de las exposiciones más importantes que hasta el momento se han inaugurado. Ellas son Gritos en la pared. Hitos del cartel cubano contemporáneo, la exposición con las piezas fundacionales de lo que fue el Museo Nacional de Cuba e Hitos. Crecimiento de la colección de arte en el Museo Nacional. La directora dio relevancia también al recién finalizado evento teórico, el cual abarcó más de 60 ponencias y un centenar de intervenciones de colegas de casi todas las provincias del país y de otras naciones.

“Continuaremos con las exposiciones durante todo el año. Tendremos en mayo la dedicada al centenario del natalicio de Ernesto González Puig. En agosto, en el edificio de Arte Universal, serán inauguradas las exposiciones en torno al tema conmemorativo, un poco para mostrar cómo eran las colecciones cuando surgieron y cómo son en estos tiempos. También en la cuarta planta de ese edificio tendremos una exposición sobre la cultura del vino, como la cultura del aceite, basada en obras de arte de la antigüedad. Luego, en septiembre, se presentará el Diccionario de Artistas Cubanos, además de otras publicaciones, como el libro que estamos preparando con motivo del centenario.

“El mes de octubre será la fecha de otro importante evento internacional, que va a ser la Bienal de Talleres Comunitarios: Museo y Comunidad; también por esos días se inaugurará la exposición del Premio Nacional de Artes Plásticas 2013, Ever Fonseca. Ya en noviembre comenzará una exposición muy singular, la cual contiene obras muy valiosas, ubicadas en otros museos del país que, por primera vez, serán vistas en La Habana.

“Se unirán, además, a nuestra celebración las Romerías de Mayo, en Holguín, y la Bienal de Arte Naif, en Santiago de Cuba. Otras instituciones se han incorporado también: la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís, la Sinfónica Nacional y el Conservatorio Amadeo Roldán, entre otras a las que les agradecemos esos gestos”, informó la directora.

Con el triunfo de la Revolución cubana el MNBA se vio favorecido en muchos sentidos. Según Moraima, lo primero fue la recuperación de un gran patrimonio proveniente de las familias que se marcharon del país en aquellos años. Todas las colecciones de artes plásticas se vieron favorecidas por esa coyuntura, en particular la de pintura europea. “Pero también —añadió— se incrementaron los fondos, por supuesto, y, desde el momento en que el Museo se pudo dedicar a una especialidad, todo lo que vino detrás, la acción cultural y educativa, se dedicó a la enseñanza de las artes plásticas y de la historia del arte en general”. Fue entonces cuando el Museo Nacional de Bellas Artes se convirtió, verdaderamente, en  uno de los ejes de nuestra identidad nacional.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato