Las aventuras del Ratón Pérez

Una historia universal que
se lee en la Isla

Nerys Pupo • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

Una idea feliz que tantos ratones y ratonas se unieran para festejar como lo hacemos hoy aquí. Ratón Pérez es el inspirador de este libro. Ese ratón universal, conocido en el mundo entero, pero que vino a concebir familia precisamente en Cuba, esta tierra de amor y solidaridad. Gracias a autores extraordinarios como Herminio Almendros, a otros muchísimos escritores y al saber popular conocemos hoy al Ratón Pérez; de sus múltiples historias, de sus travesuras. Pero lo que ustedes no saben, y yo se los cuento en este libro, es que el matrimonio ya tiene hijos, menos mal, porque era hora.

Pues sí, son dos los descendientes de Ratón Pérez y Cucarachita Martina: Cúcara, La bella, genio y figura, dispuesta, sociable y alegre como su madre y Martinito Pérez, algo diferente en la familia y el entorno, pues ha nacido con una peculiar condición, tiene alas de cucaracha y cuerpo de ratón, por tanto, es un cucarratón, algo tímido, simpático, amante de su hermana y aficionado al deporte.

Una singularidad del origen de esta familia de ratones, cucarachas y cucarratón se asemeja a la de los cubanos de hoy y es que esta refleja de alguna manera esa transculturación que muy bien nos explicó Fernando Ortiz y que se ha venido produciendo históricamente en nuestra cultura, lo cual ha influido en la formación de nuestra nacionalidad. Sí, porque se dice que el Ratón Pérez primitivo es español, que vivía en el sótano de una confitería, por allá por la calle Arenal, en Madrid, cerca del Palacio Real donde supuestamente el padre Coloma dio vida a la primera historia de este personaje; y Cucarachita Martina, por su parte, tiene ese color negro representativo de una auténtica africana, seguramente porque sus tatarabuelos fueron traídos como esclavos a la Isla. Y para corroborar lo que les digo, estos dos personajes se conocieron y se casaron en Cuba, después de que Ratón Pérez emigró a la Isla en busca de prosperidad. Entonces, Cúcara, La Bella y Martinito Pérez, sin duda, son descendientes de criollos, esos mulatos surgidos de la alianza, de la fusión de culturas diferentes, representativos de nuestra cubanidad, de nuestra cubanía.

Bueno, no les digo más de estos personajes, en el libro los esbozo; en otra ocasión les contaré de sus peripecias y aventuras porque no se imaginan cuántas cosas están sucediendo por allá por Viñales donde ahora vive la familia después de mudarse por permuta en la búsqueda de mayor espacio, allí están precisamente en medio de ese valle, en una casita típicamente cubana rodeada de mogotes.

Por lo demás, quiero, otra vez, trasmitir el sentimiento de gratitud al gran amigo Bonachea recientemente fallecido, ilustrador de este libro que él hubiese disfrutado como suyo. Nuestro homenaje post morten para el amigo que no tuvimos la oportunidad de abrazar aquí hoy. Gracias a los presentes, a todos los que nos acompañan, a la familia querida; gracias a Isabel Moya, por su trabajo y su obra; al Instituto Cubano del libro, por esta oportunidad; a la amiga querida Magaly Sánchez, profesional, preceptora, por su presentación, por su análisis; al grupo creativo de la Editorial de la Mujer, especialmente a Danay Hernández, diseñadora genial; a Iya, hormiguita trabajadora —por cierto, entre las versiones más antiguas, Martina no era precisamente cucarachita, sino hormiguita—. Agradecimiento especial a los autores que colaboraron, que enviaron sus historias para este libro, todos creadores reconocidos junto con clásicos en este tema; a mi colega de lucha en esta faena, a Enriquito, que entre tantas y tantas responsabilidades, menos mal, encontró breves espacios, no solo para participar en la edición, sino para escribir él también, lo que agradecemos nosotros y los lectores. A todos un abrazo feliz, un agradecimiento inmenso.

Palabras en la presentación del libro Las aventuras del Ratón Pérez. Selección, notas y presentación de los escritores Nerys Pupo y Enrique Pérez Díaz. Sábado del Libro, 4 de mayo de 2013.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato