Notas al fascismo corriente

Obama sabe esperar

Cuando más de un centenar de los 166 civiles secuestrados por el gobierno de los EE.UU. desde 2001, y recluidos en el campo de concentración y torturas en su ilegal base de Guantánamo, están en huelga de hambre ya por más de tres meses, el general retirado de la inteligencia del ejército norteamericano, David Irvine, ha declarado que: “la detención indefinida sin cargos ni juicio es contraria a los principios de la ley”.

Por su parte, el coronel retirado Lawrence Wilkerson, ex jefe de personal del ex secretario de Estado estadounidense Colin Powell, añadió: “Si Obama tuvo potestad para decidir sobre la intervención en Libia, puede cerrar Guantánamo mañana por la mañana si quiere”.

Obama, durante su primera campaña, prometió cerrar la prisión en menos de cien días. Ya se ha demorado bastante. Quizá esté aprovechando esta huelga de hambre, para cerrar la cárcel cuando todos los presos mueran.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato