David de María en el Cubadisco 2013

“Cuba es la madre musical del alma latina”

Mabel Machado • La Habana, Cuba

Apenas una semana estuvo en Cuba el cantante y compositor español David de María, quien se armó una banda en La Habana para ofrecer un único concierto en el teatro Karl Marx, el 17 de mayo. En sus escasas apariciones públicas antes del espectáculo (dos conferencias de prensa y una actuación breve como parte de un show del dúo Buena Fe en la Universidad de Ciencias Informáticas), el andaluz manifestó varias veces su regocijo por la visita a la Isla, un proyecto largamente acariciado junto con el tecladista de su grupo habitual, el cubano Yasser Herrera. En el concierto del jueves, De María utilizó los intervalos entre un tema y otro para demostrar su felicidad por la realización de este “sueño” y “la emoción tan grande” que ha provocado en él este encuentro.

Imagen: La Jiribilla
David de María y el dúo Buena Fe en concierto
Teatro Karl Marx, 17 de mayo de 2013
Foto: Roberto Ruiz (Juventud Rebelde)

 

Ante los ojos del mundo, David de María es un cantautor exitoso que ha vendido más de un millón de copias con el total de discos realizados durante su carrera, unas 300 mil de ellas solo con el fonograma Barcos de papel, en 2004. Desde principios de los 2000, se le conoce como el compositor del tema “Niña piensa en ti”, que internacionalizaron Los Caños, y como la pluma detrás de algunas letras cantadas por otros artistas como Malú y sus tocayos Bisbal y Bustamante. El rostro juvenil de De María, que ha recorrido las pantallas de televisión de un lado a otro del planeta a través de las ondas de MTV con el hit “Precisamente ahora” (“No me llores más, preciosa mía”), arranca suspiros adolescentes todavía hoy, a nueve años de haberse lanzado. Las primeras tres páginas de resultados del buscador de Google para las palabras “De María”, reportan además, un tonto guirigay chismográfico sobre los romances y despechos del cantante con las ardientes Chenoa y Elsa Pinilla.

El perfil del andaluz encaja perfectamente para unas vacaciones de ensueño como las que proyectaron Beyoncé y Jay-Z en La Habana, o como las que —según se comenta—, ha disfrutado el cantante Ricky Martin, en esta anacrónica y exótica isla antillana. Sin embargo, De María decidió postergar el descanso entre las presentaciones de su gira con el disco Posdata (a partir de la próxima semana le esperan, entre otros, el público de Cuenca y Huelva), y la grabación de su nuevo álbum, para reencontrarse con Latinoamérica por la puerta de Cuba. ¿Cómo se explica este deseo de un artista representado por Warner Music y cotizado al punto de que, aún sin terminar de producirlo, ya tiene cerrados los compromisos de presentación de su próximo disco en varios escenarios hasta noviembre?

En “la vida real”, David de María no es un producto fabricado por las disqueras. Pasaron más de cinco años para que, de cantar e interpretar la guitarra en el grupito Kelliam-71, se convirtiera en un solista low profile que no interesaba demasiado a las casas discográficas; y luego cuatro, para que uno de sus temas fuera popularizado por otras voces que no eran la suya. Fue a golpe de empeño que el cantautor consiguió darse a conocer individualmente con una propuesta popera que pocas veces ha hecho concesiones a las exigencias del mercado y que defiende su raíz andaluza y las influencias de Los Beatles, Led Zeppelin y El último de la fila. En Jerez de la Frontera, la ciudad natal de Lola Flores, José Mercé y Moraíto, De María no solo creció contagiándose con el espíritu de la bulería, la soleá, el tango, la siguiriya, los desgarros de las guitarras y las peñas flamencas, sino también con otros referentes llevados a casa por la curiosidad y la sensibilidad de sus padres. “Desde que tengo uso de razón mi familia me inculcó el amor y la admiración por la música cubana”, dijo el cantautor horas después de su llegada a la Isla.

Por ello, el jerezano confiesa que cruzar el Atlántico para cantar en Cuba ha provocado en él una ilusión similar a la que lo embargaba entre los 15 y los 20 años, en los inicios de su trayecto artístico: “Quién me lo iba a decir, sobre todo porque me sucede en un país tan especial, la madre musical del alma latina. Poder fusionar con músicos de aquí tu esencia, o tu manera de componer, de escribir, es de lo más especial que ha ocurrido durante mi carrera”.

Mientras que la nominación de su CD Posdata (2011) al Premio Internacional Cubadisco 2013 viene a ser “una hermosa guinda” para esta producción de la que ansía ya “pasar página”, el concierto de presentación de este fonograma en el Karl Marx, el intercambio con el dúo Buena Fe y la oportunidad de experimentar una nueva sonoridad con músicos del patio como parte de la banda, constituyen para De María “el inicio de una conexión y de un puente de amistad verdadera y enriquecimiento mutuo”.

Alrededor de dos horas de actuación en el mayor teatro habanero, durante las que el español se hizo acompañar por los jóvenes Yan Cruz (bajo), Robertico Gómez (guitarra) y Ruly Herrera (batería), demostraron las potencialidades del trabajo conjunto con músicos de la Isla. Pese a las pocas oportunidades de ensayo, en el concierto, donde también intervinieron Servando Quiróz y Yasser Herrera (regulares en la banda de David) la formación destacó por su cohesión y por haber logrado trasmitir la esencia musical de la propuesta de David de María: un sonido pop de la más alta calidad, que experimenta con las armonías y respeta los tiempos del público para comprender y sentir la música. En la interpretación de “Volar sin ti”, uno de los temas de último disco de Buena Fe, el jerezano evidenció su capacidad de acomodar el estilo al de otros músicos y su avidez por seguir alimentándose con experiencias artísticas distintas. Por este motivo, De María cedió también espacio en el concierto para que el propio dúo, que lo había introducido antes frente a la audiencia capitalina, interpretara junto con él, uno de sus temas “bandera”, incluido en el CD Posdata.

En escena, David de María es capaz de ofrecer un espectáculo con el mismo atractivo que logran otras figuras del pop internacional. Sin embargo, el español —que no desea más verse encerrado en la imagen teenager que imponen por lo general las grandes compañías del negocio musical a los artistas populares— logra balancear los recursos de gancho aprendidos en las grandes ligas del espectáculo, con el arranque pasional y la fuerza expresiva de su “yo” andaluz.

“He grabado con músicos italianos, americanos, africanos —explica al respecto—; sin embargo, el estilo pop de David de María a lo mejor lleva a la precipitación de la crítica y a catalogarte como un artista `melodioso´. Yo siento mucho orgullo al echar la vista atrás y ver que no di tantos cambios y que no me dejé llevar por las modas, sino por lo que sentía en cada momento cuando tomaba la guitarra”.

Este espíritu es el que pretende mostrar el cantautor en el álbum que se encuentra en producción en España: “Es un paso adelante en mi carrera. He utilizado a tres bateristas distintos según el arreglo de la canción y la rítmica. Llamé al bajista de El último de la fila, un grupo que a mí me marcó desde que era un niño. Estoy contando con los músicos de las giras en la grabación. He compuesto más de 20 canciones y vamos a dejar 12. Hay un paso adelante: valentía en los textos, abandono de las fórmulas que la industria siempre te está colgando al cuello… Yo siempre he tenido este aspecto juvenil, pero ya peino canas, eso es lo que quiero revelar en mi disco. Deseo llegar a todo tipo de público, sin tener que estar enfocando hacia un género de fans. Este, será un álbum que demuestra que llevo muchos años abriendo mi cabeza, que aprendo cada día de otros músicos, y que siempre es muy necesario seguir”.

Tras la visita de De María a Cuba, queda en el tintero la posibilidad de que el fonograma en ciernes pase por los escenarios nacionales una vez concluido. Por lo pronto, el artista asegura que mucha “información emocional” recogida en la Isla quedará, de seguro, registrada en las canciones de esta, y de sus futuras grabaciones.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato