Exposición Skylines, de Rafael Pérez Alonso

Reflejos y evocaciones

Yudelkis Martínez • La Habana, Cuba

Desde los inicios de la plástica cubana, la ciudad adquirió una importancia singular como objetivo a representar. El paseo de la Alameda de Paula, el torreón de San Lázaro y otras vistas generales como ejemplos, son posibles de localizar en la historiografía del arte cubano. La Habana puede ser asumida como símbolo de un entramado de relaciones que en ella se desarrollan. La silueta de sus edificaciones se corresponde con la solidificación de pensamientos y aspiraciones de quienes la habitan.

En esta ocasión, Rafael Pérez Alonso, apela a una imagen de La Habana vista desde el malecón y el reflejo que deja, es la evocación de otra ciudad, porque aun cuando refiera en el contrario a La Habana nuevamente, ya no será la misma; quizá sea el producto de la esperanza o la materialización plástica de un sueño que deseamos se cumpla. Ninguna urbe en específico tiene la supremacía. En el concepto de realización, el artista tuvo presente la opción de elegir la ciudad cimera a partir de las preferencias de quien las cuelgue y, con solo voltearlas, cambiamos la perspectiva de la representación y en consecuencia del discurso.

Esta temática no resulta ajena en el contexto creativo del artista, ya había utilizado la ciudad para discursar sobre diversas inquietudes que emergían de sus obras. La proyección de esta muestra, toma lo citadino como referencia, donde La Habana se imbrica con el mundo contemporáneo. A través de la dualidad de imágenes, sugiere la comparación y busca dialogar con las metrópolis posmodernas de la cultura occidental. Ello tiene relación, por ejemplo, con los nombres de las piezas, los que se encuentran codificados a partir de términos de aviación y telefonía, acentuados por el mundo actual como parte de sus relaciones. Este aliento que en lo conceptual hemos descrito, se trasluce igualmente a niveles formales, pues la exposición se compone totalmente de piezas bidimensionales de gran formato, realizadas con acrílicos, teniendo como base fundamental el dibujo pulcro y las grandes áreas de color plano que nos remiten al uso que del mismo hicieron los artistas del pop norteamericano.

La ciudad, una vez más, encuentra otro admirador que la perpetúe y la eternice. Sirva, entonces, su Skylines como provocación para nuevos diálogos entre los sujetos y el contexto que los define.

Palabras incluidas en el catálogo de la exposición Skylines, de Rafael Pérez Alonso. Galería Orígenes, Gran Teatro de La Habana.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato