Apple, una manzana evasiva

Miguel Ernesto Gómez Masjuan • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

Apple ha pasado a la historia por sus innovadores productos. Los iPhones, iPads, iPods y Mac se venden en todo el mundo y han convertido a la empresa, con sede principal en Cupertino, California, en una de las más poderosas del orbe. Ahora Apple parece haber asegurado otro lugar en la historia, pero no precisamente por una nueva versión de sus gadgets, sino porque sería el “Santo Grial de los evasores fiscales”, como lo calificó el senador estadounidense Carl Levin.

Durante décadas, pocos se preocuparon en el mundo por las acciones de “ingeniería fiscal” que le posibilitaron a las grandes empresas evadir el pago de miles de millones de dólares en impuestos. La utilización de sociedades offshore, registradas en países considerados “paraísos fiscales”, fue una de las vías empleadas por los ejecutivos para ocultar sus ingresos ante las