Desde Argentina…

Una déKada por la igualdad

Kaloian Santos Cabrera • Argentina
Fotos del Autor

Imagen: La Jiribilla

El presente siglo sorprendió a los argentinos con una profunda crisis económica y social. A partir del año 2003, las heridas del país sudamericano comenzaron a subsanar con la conducción de Néstor Kirchner quien, paradójicamente, llegó a Presidente de la nación tan solo con el 22 porciento de los sufragios a su favor. Luego, Cristina Fernández de Kirchner, enfrentando fuertes embates en contra de su proyecto, con muchas luces pero a su vez con asignaturas pendientes, continúa por la senda “K”, para profundizar un proyecto nacional, popular y latinoamericanista inaugurado por su compañero de vida y de militancia, fallecido inesperadamente en 2010.

En este 2013, esa década del kirchnerismo, democráticamente  al frente de los destinos de 40 millones de argentinos (Cristina fue reelegida con el 54 porciento de los votos), coincide con el 203 aniversario de la Revolución de Mayo (25 de mayo de 1810), fecha patria que marca el inicio del proceso independentista argentino.

Imagen: La Jiribilla

Sobradas razones han existido entonces para que más de medio millón de personas colmaran, el pasado sábado, la Plaza de Mayo y sus alrededores  celebrando las dos fechas con un megafestival latinoamericano denominado “La década ganada”, que contó con las palabras en vivo de la presidenta, quien enfatizó: “Quiero convocar a todos los argentinos a esta gesta, a que a esta década ganada le siga otra década más en la que los argentinos sigan ganando”. También expresó: “Es necesario empoderar al pueblo y a la sociedad de estas reformas y conquistas para que ya nunca nadie más se los pueda arrebatar”. 

Te doy una canción

Desde el mediodía comenzó el concierto principal sobre un impresionante escenario que, como telón de fondo, tuvo la fachada de la Casa Rosada. A lo largo de casi diez horas, desfilaron bailarines aéreos e importantes figuras de la música de nuestro continente como el trovador cubano Silvio Rodríguez; el argentino Fito Páez con la Sinfónica Simón Bolívar, de Venezuela, que regaló un repertorio con canciones propias y otras de autores emblemáticos como su compatriota Charly García, el chileno Víctor Jara y el brasileño Chico Buarque; además, se presentaron el Chango Spasiuk junto con La Bomba de Tiempo (Argentina), Falta y Resto (Uruguay), Os Paralamas (Brasil) y Café Tacuba (México), entre otros.

Imagen: La Jiribilla

Cerca de las cinco de la tarde, minutos antes de salir a escena,  Silvio, en una pequeña entrevista divulgada por una señal interna de televisión manifestó que “lo que más me gusta de estar aquí es la posibilidad de tocar para todo el mundo”.

Imagen: La Jiribilla

Sobre la década ganada expresó: “los veo muy positivamente y con optimismo” y enseguida confió que “es un privilegio venir a aportar mi granito de arena a esta fiesta”. Finalmente, agregó que “Latinoamérica está cumpliendo un anhelo que tenía desde hace siglos, algo para lo que nuestros próceres sangraron”.

Ya en escena, a guitarra limpia, en los 30 minutos correspondientes, el trovador interpretó “La gota de rocío”, “Playa Girón”, “El Mayor”, “Te doy una canción”, “El reparador de sueños”, y se despidió con “Óleo de mujer con sombrero”. Desde el público, mayoritariamente integrado por jóvenes, entremezclados con el júbilo de los bombos, llegaban los cantitos de “Olé, olé, olé; Silvio, Silvio; o, ¡gracias Silvio!”, como evidencia del inmenso cariño y admiración profesado hacia uno de nuestros artistas más comprometidos y coherentes.

Imagen: La Jiribilla

Comentarios

fotazasss

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato