El asalto de Yahoo!

Miguel Ernesto Gómez Masjuan • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla

“Una nueva muestra del cambio en el balance de poder de los negocios tecnológicos”, así llamaron diversos expertos a los más de mil millones de dólares que pagó Yahoo! por la plataforma de blogs Tumbrl [www.tumblr.com], la undécima startup que compra una compañía que hace tiempo dejó de ser relevante para la industria, y ahora busca recuperar el espacio perdido.

La adquisición de Tumbrl se convirtió en un titular mediático. Quizá la noticia haya sido sorpresiva; pero el procedimiento no es novedoso. Con anterioridad, grandes empresas como Google, Facebook y AOL han gastado enormes cantidades de dinero en startup, con el objetivo de atraer a más audiencias y, a través de ellas, aumentar sus ganancias.

El “apetito” de las compañías más antiguas —y con suficiente dinero para invertir— por aquellas pequeñas empresas que puedan hacerle algún tipo de competencia o que vislumbren como un prometedor negocio ha quedado demostrado en varios ejemplos. Siete años atrás, Google pagó casi 1700 millones por Youtube, el sitio de videos online más reconocido en el mundo. En 2011, AOL adquirió The Huffington Post, por 315 millones; mientras, en 2012, Facebook desembolsó casi mil millones por Instagram, el popular servicio para compartir fotos.

En menos de un año —a partir del cambio en la junta directiva— Yahoo! ha adquirido 11 empresas, entre ellas Summly [www.summly.com], Astrid [www.astrid.com] y Jybe [http://jy.be/], para multiplicar el tráfico hacia su portal y elevar los ingresos. La compra de Tumbrl parece ser otro paso encaminado hacia el mismo objetivo.

Yahoo! necesita crecer todavía más, porque sus ingresos anuales se han mantenido “estables” alrededor de los cinco mil millones de dólares. De acuerdo con la Jefa Ejecutiva de la compañía, Marissa Mayer, el trato con Tumbrl le ofrece a Yahoo! un servicio de rápido crecimiento en Internet, que podría ayudar a completar una de las principales carencias de la compañía: una próspera red social. Tumbrl suele ser muy popular entre los jóvenes y esto es atractivo para Yahoo! que tiene como base de clientes a los adultos.

Tumbrl fue fundada en 2007, en Nueva York, por David Karp, un talentoso joven que, al igual que otros “gurús” de las nuevas tecnologías, tampoco terminó los estudios superiores —en su caso, ni siquiera el preuniversitario— y decidió formar su propia compañía.

En solo seis años, esta plataforma de microblogs se convirtió en uno de los sitios más leídos en EE.UU. —supera incluso a Blogger, de Google—, con más de 300 millones de visitas únicas al mes. Tiene alojados más de 110 millones de blogs, una cifra que continúa creciendo, porque cada día se inscriben allí, como promedio, cerca de 120 mil nuevos blogs; aunque ese furor no se ha extendido a los hispanohablantes.

Además, Tumbrl es uno de los referentes de lo que algunos llaman “Silicon Alley”, una emergente industria tecnológica, ubicada en Nueva York y que tiene no pocos puntos de contacto con “Silicon Valley”, en California, sede de las compañías más importantes de nuevas tecnologías.

El funcionamiento de Tumbrl es muy similar al de otros administradores de gestión de contenidos (CMS): los internautas pueden crear fácilmente sus blogs y publicar allí posts, fotos y videos; también tienen la posibilidad de seguir y compartir las actualizaciones públicas de otros usuarios de esa red. Estas prestaciones permitieron una interesante fusión entre blogs y social media que, de inmediato, atrajo la atención de los anunciantes online.

La compra de Tumbrl vino acompañada de algunas preocupaciones, sobre todo porque dentro de esa plataforma se han inscrito múltiples blogs que promueven el racismo y, especialmente, la pornografía. Este tipo de contenidos probablemente no resulte muy atractivo para las empresas que pagan por colocar allí anuncios publicitarios.

En el pasado, Yahoo! no ha tenido muchos éxitos con sus adquisiciones—quebró Geocities y Broadcast.com; mientras, Flick quedó detrás de Instagram—; pero de seguro espera que la “experiencia” con Tumbrl sea diferente, ya que esta plataforma mantendrá cierta “independencia” y Yahoo! pondrá a su disposición la infraestructura, el equipo de ventas y sus ingenieros.

Yahoo! quiere expandirse todavía más y su próximo objetivo podría ser la compra de Hulu, el portal de videos online bajo demanda, considerado, junto con Netflix, una de las plataformas más populares de video en streaming (visionado directo sin descargar el archivo).

Tal vez Yahoo! no sea la única interesada en Hulu, que es propiedad de News Corp. y Disney, así que en los meses venideros es previsible una “batalla” de ofertas, pues para “inclinar a su favor” el balance de poder, las grandes compañías del sector tecnológico han encontrado una rápida solución: comprar a los pequeños, absorberlos e intentar desarrollarlos; aunque no siempre esas “soluciones” han tenido el resultado esperado.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato