LASA 2013:

Espacios para dejar sin espacio el racismo
en América Latina

Cobertura Especial de La Jiribilla • Washington, Estados Unidos

Con la celebración de paneles, mesas de discusión y encuentros académicos continuaron las sesiones en el segundo día del Congreso de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, que se celebra hasta el 1ro. de junio en Washigton D.C., EE.UU.

Los debates de los expertos de América Latina reunidos con motivo de esta trigésima primera edición abogaron por dar una mayor visibilidad en la región al tema del racismo dentro de los círculos académicos y con participación de los grupos marginados. Entre las diversas aristas abordadas estuvo “El espacio del racismo. Historia, Política y Cultura”.

En declaraciones a Prensa Latina y La Jiribilla en relación con su ponencia “Racialidad en Cuba hoy: retos y avances”, la periodista Gisela Arandia, de la Unión Nacional de Escritores de Cuba (UNEAC) y miembro de la Articulación Regional de Afrodescendientes de Latinoamérica y el Caribe en su Capítulo Cubano (ARAAC), indicó que “se trata de un fenómeno global y transnacional y su dimensión en la Isla fue reconocida desde el inicio por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro”.

Al respecto, puntualizó que “muchos no comprendieron cuando en el 59 Fidel afirmó que se trataba de uno de los problemas más graves de la Revolución”. En opinión de Arandia, las autoridades cubanas han realizado muchas acciones para enfrentar el problema, pero aún se requiere más comprensión. “La Revolución logró avances importantes para toda la población en temas como la salud y la educación públicas, sectores en los cuales se discriminaba a los cubanos de origen africano”.

En relación con intentos de manipular políticamente el fenómeno, estimó que “la solución del problema en Cuba no es un nuevo capitalismo, pues el capitalismo ha demostrado que no ha podido resolver ese problema”. Referenció, además, que la región está envuelta por el racismo heredado de la hispanidad y el colonialismo, lo que está evidenciado, entre otros aspectos, en la ausencia de una imagen de diversidad en los medios de comunicación.

Uno de los pasos más recientes que se han dado en Cuba con el propósito de incentivar la lucha contra cualquier tipo de discriminación fue la constitución, en septiembre de 2012, del Capítulo Cubano de la Articulación Regional Afrodescendiente de América Latina y el Caribe (ARAAC), que celebró el pasado 20 de mayo una reunión donde la organización presentó sus objetivos, propuestas y ejes de trabajo. La conferencia fue ofrecida por intelectuales y líderes comunitarios que se han destacado en las luchas contra la discriminación racial en Cuba. La propuesta central de ARAAC, como afirmó en aquel momento la propia investigadora Gisela Arandia, radica en “disminuir las zonas del racismo en Cuba no solo con las instituciones, sino desde los proyectos comunitarios…”

En el contexto de LASA 2013, Arandia Covarrubias, quien fuera además coordinadora del proyecto “Color Cubano”, estará presente también con su libro Población afrodescenciente cubana actual. El volumen es resultado de una larga investigación realizada por su autora durante la cual entrevistó a más de 40 personalidades de la política y la cultura, entre otros, Leyda Oquendo, Nancy Morejón, Nisia Aguero, Tomás Fernández Robaina, Graciella Challoix, Harry Belafonte y James Early.

(Con la colaboración de la Agencia Prensa Latina)

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato