Miriam Escudero,
coordinadora del I Encuentro de Jóvenes Pianistas

Un espacio para apreciar el talento joven de Cuba y el mundo

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba

Con el propósito de compartir en Cuba los resultados de su labor docente durante más de 50 años, el pianista y pedagogo cubano Salomón Gadles Mikowski concibió el I Encuentro de Jóvenes Pianistas.

La coordinación general fue asumida como un verdadero reto por el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas que dirige la musicóloga Miriam Escudero, no solo por tratarse de la primera edición del evento, sino por el significativo aporte que realiza en la preservación de la música cubana y el desarrollo artístico de las jóvenes generaciones de pianistas del país.

Imagen: La Jiribilla

La profesora e investigadora, acreedora del Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba 2010 y del Premio Academia Cubana de la Lengua 2013, considera un verdadero privilegio tener la oportunidad de escuchar a pianistas de primer orden tocar en Cuba. “De ellos podemos aprender las últimas tendencias en cuanto a técnicas e interpretación de repertorios que, aunque se toquen mil veces, tienen una especie de moda por época. En este encuentro estamos en presencia de músicos que nos traen las modas actuales de interpretación; todo ello contribuye a la difusión y la docencia del patrimonio musical”.

En este sentido, se destaca la apertura del encuentro a cargo de la pianista china de 15 años Wenqiao Jiang, quien interpretó la integral de las danzas de Ignacio Cervantes. Esta ejecución magistral es razón suficiente para defender el evento de jóvenes pianistas, donde, según comenta su coordinadora, no solo el patrimonio musical cubano del siglo XIX está presente, sino también el del siglo XX con compositores vivos como Leo Brouwer, de quien se escuchará, por vez primera, su integral de bocetos para piano, y otros maestros de la música cubana como José María Vitier, Frank Fernández, Juan Piñera y los jóvenes talentos Aldo López-Gavilán y Harold López-Nussa.

Salomón Gadles Mikowski, alma del encuentro

Sobre el maestro Gadles Mikowski, la musicóloga resalta que su deseo siempre ha sido perpetuar la memoria y el legado de la música cubana, trasmitiéndola a sus alumnos de la misma forma que se la inculcó a él su profesor César Pérez durante su adolescencia en Cuba. “Con este objetivo ha elegido a 12 músicos que fueron alumnos suyos en diferentes etapas para mostrar sus habilidades artísticas al público de nuestro país”.

“Gadles Mikowski constituye una memoria viva de la escuela de piano cubana; aquí nos ha expuesto su testimonio y cómo todo lo que aprendió en esa etapa ha marcado su derrotero profesional. Su experiencia, sus contactos y sus referentes internacionales con respecto a la escuela de piano en diferentes lugares del mundo, nos los devuelve a través de unos estudiantes que han pasado por su mano con la dulzura y el acabado pianístico de la escuela cubana”.

Imagen: La Jiribilla

“Además, se ha hecho la reedición de su libro Ignacio Cervantes y la danza en Cuba, que es un aporte importantísimo como texto de referencia, o sea, si quieres saber rápidamente cuántas danzas escribió Cervantes, en qué circunstancias, quiénes las editaron y reeditaron en su época, lo puedes hallar en esta obra que constituye un extracto de su tesis doctoral. Es muy significativo que Salomón haya defendido en EE.UU. una tesis doctoral precisamente sobre Ignacio Cervantes, uno de los músicos emblemáticos del piano en el siglo XIX cubano; esto demuestra que, aunque ha vivido fuera de Cuba, su corazón siempre ha estado aquí, y eso es lo que nos devuelve en este encuentro”.

El piano en La Habana Vieja: patrimonio instrumental de Cuba

Como principal homenajeado en esta edición, el piano en La Habana Vieja se viste de gala acompañado de los más virtuosos músicos juveniles de Cuba y el mundo. De igual forma, los jóvenes pianistas cuentan con el privilegio de llevar su arte de la mano de los pianos más importantes que se conservan en Cuba: el de la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, y el de la Sala Ignacio Cervantes, este último donado por el propio Salomón Gadles Mikowski en el año 2011.

“Los músicos cubanos han sido seleccionados esencialmente a partir de su relación con el Centro Histórico y los pianos de la Basílica y la Sala Ignacio Cervantes. Estos intérpretes que hemos invitado están siempre prestos a participar dentro de la programación habitual de las salas, entonces escogimos a unos pianistas que pudieran ser jóvenes y al mismo tiempo dar una visión de cómo está la escuela cubana de piano y cómo ellos se relacionan con los espacios de actuación dedicados al piano”.

Talento joven cubano, herencia de una academia

Pianistas egresados de la escuela cubana de piano se han dado cita en el evento, donde han puesto de manifiesto en cada una de las ejecuciones los valiosos resultados de su formación. Según explica la reconocida investigadora, “se ha demostrado que existe un conocimiento integral de la interpretación que no se limita solo a la técnica, sino a la formación literaria e intelectual del músico”.

Imagen: La Jiribilla

“La presencia de compositores de nuestro país dentro de la programación del evento es fundamental, porque se está produciendo una visión de intercambio muy enriquecedora entre los pianistas cubanos y extranjeros que se han presentado; todo eso favorece a la escuela cubana de piano, con lo cual se beneficia la propia interpretación”.

Para la musicóloga, la clausura constituye un momento muy especial, ya que ofrece al público la oportunidad de apreciar lo más reciente de Aldo López-Gavilán y Harold López-Nussa, dos de los más destacados panistas jóvenes de Cuba que se encuentran en pleno apogeo de sus carreras como artistas y, al mismo tiempo, son compositores que comparten la música clásica con el jazz. “Se trata de un hermanamiento muy bueno en este concierto final, porque demuestra que se pueden tener diferentes estéticas en un mismo evento, o sea, hemos transitado desde Bach hasta la contemporaneidad más reciente sin que haya ningún conflicto estético, todos los pianistas lo han hecho con una maestría tremenda que ha evidenciado su dominio del estilo de cada uno de los compositores”.

Legados de un encuentro y bosquejos de otro

Teniendo en cuenta el impulso que ha recibido el intercambio por los organizadores, los músicos participantes y el público que ha podido apreciar las diversas interpretaciones, Miriam Escudero valora esta primera edición como una especie de modelo: “Uno aprende a partir de la imitación; los referentes en Cuba son muy importantes, pues nuestra música siempre se ha construido sobre patrones que se transforman y se adaptan a nuestra realidad, a nuestras necesidades artísticas y culturales. El Encuentro de Jóvenes Pianistas se convierte en una especie de escaparate donde se muestra cómo está la salud del piano actual, cuáles son las tendencias más modernas de interpretación de repertorios antiguos y de repertorios contemporáneos. El referente vivo es insustituible, o sea, uno puede escuchar muchas grabaciones, pero es incomparable ver al pianista tocar y apreciar la relación entre el momento mágico del concierto y la reacción y percepción del público con ese evento. Este intercambio es vital para tener una idea real de cómo es la interacción entre la música, los intérpretes y los estilos en la época actual”.

La experiencia continuará el año próximo con un poco más de elaboración. Aunque ya están los bocetos planteados, su coordinadora solo adelanta la idea de realizar recitales y trabajar en la inclusión de conciertos para orquesta. “En ello estamos trabajando esta semana, para lograr el acuerdo entre todas las instituciones que tendrían que participar. Habrá otras sorpresas para las que hay que esperar un poquito más de tiempo, cuando se tenga la seguridad de que los lugares y espacios que queremos emplear esta vez estén listos para esa ocasión”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato