I Encuentro de Jóvenes Pianistas

La Habana dentro de un piano

Pedro de la Hoz • La Habana, Cuba

El piano y la ciudad —uno con la casi infinitud de su universo sonoro; otra, con la marca indeleble del origen— definieron las dos grandes vocaciones del profesor Salomon Gardles Mikowsky. Al instrumento ha dedicado toda una vida desde la docencia, sobre todo en la Manhattan School of Music  (MSM), de Nueva York, donde suma más de cuatro décadas de labor pedagógica de reconocimiento mundial. A la ciudad donde nació en 1936, y a la que vuelve una y otra vez, la lleva en la sangre, metamorfoseada en las danzas de Ignacio Cervantes, autor al que ha consagrado el estudio más completo que se haya producido hasta hoy.

Con la complicidad de Eusebio Leal, quien sabe de esas pasiones, Mikowsky pudo conciliar este junio al fin sus dos amores: convocar a un encuentro internacional de jóvenes pianistas en su ciudad natal. Respondieron músicos de ocho países, una buena parte de ellos discípulos de Mikowsky y merecedores de la beca Eva van Gelder, que otorga la MSM a los oponentes de mayor calificación en las pruebas de aspirantura.

Durante dos semanas, primero en la sala Ignacio Cervantes, del Paseo del Prado, y luego en la Basílica Menor de San Francisco de Asís, el público recibió con entusiasmo a esos talentos emergentes procedentes de China, Corea del Sur, Rusia, Bielorrusia, España, EE.UU. y Egipto y confirmó las ascendentes progresiones de algunos de los más promisorios pianistas cubanos.

Todo se desarrolló bajo el signo del máximo rigor posible, desde la demostración de las potencialidades artísticas de los pianistas hasta las condiciones técnicas de los instrumentos fabricados por la célebre Casa Steinway & Sons, ajustadas gracias a la invitación de Mikowsky para que compartiera estas jornadas el famoso afinador norteamericano Ludwig Tomescu.

A nadie sorprendió la temprana madurez que se avizora en los jóvenes pianistas de Rusia y EE.UU., países con tradición. Citemos dos  casos.  El ruso Alekander Mutuskin le tomó el gusto a los concursos: triunfador en Tel Aviv, Barcelona, Copenhague, Cleveland y también en La Habana. A los 40 años de edad, la norteamericana Simone Dinnerstein ostenta la condición de artista exclusiva de la Sony Records, cuenta con grabaciones exitosas y presentaciones con la Filarmónica de Nueva York, la Sinfónica de Viena y la Staatskapelle de Berlín, cálidamente reseñadas por la prensa.

Ambos recibieron clases de perfeccionamiento de Mikoswsky, y en virtud a la maestría alcanzada y la vocación pedagógica trabajaron como asistentes de Mikowsky en la MSM.

Pero el ejercicio docente de Mikowsky destaca aún más al trabajar con talentos provenientes de naciones donde el piano como instrumento solista de concierto apenas cuenta con un siglo.

El más sorprendente de todos fue la china Wenqiao Jiang. Apenas cuenta con 15 años de edad y ya se habla de ella como una intérprete destinada a hacer época, si sigue por la senda que se ha propuesto. Luego de haber hecho estudios en Beijing, la niña le fue encomendada a Mikowsky, quien todavía está desarrollando su precoz talento de modo que la técnica no sea un fin sino medio para lograr la plenitud expresiva.

Wenqiao abrió el encuentro con un programa de significativos contrastes: el virtuosismo romántico de Liszt y Chopin, el cromatismo como pilar de la estética nacionalista del español Enrique Granados; y dos versiones de la modernidad, por parte del italonorteamericano Gian Carlo Menotti y el húngaro Bela Bartok, por cierto, compositores caros al espíritu del maestro.

Pero no todo quedó allí. A propósito de la segunda edición cubana, a cargo de la casa Boloña, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, de la monografía de Mikowsky Ignacio Cervantes y la danza en Cuba, la china alternó con la muy joven y carismática cubana Willanny Darias en la ejecución de piezas emblemáticas de quien fue uno de los padres del pianismo cubano.

El piano y la ciudad celebraron bodas en el ámbito de las salas de concierto del centro histórico habanero. El público agradeció un encuentro memorable.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato