Yuliet Cruz

Imagen: La Jiribilla

Hubo un proceso que desde el comienzo me pareció maravilloso, y fue que tuve la suerte de que Pichi, que es extremadamente condescendiente y amable, me ayudara a dejar crecer al personaje; me impulsó a agregarle elementos. Si digo que hubo momentos difíciles estaría mintiendo, porque disfruté mucho esa película. Pichi sabía muy bien lo que quería, como director, y eso le da al actor mucha seguridad. Contamos con un elenco maravilloso. Es decir, que en mi caso específico, tenía creada las condiciones para hacer un rodaje muy placentero.

En el primer diálogo que tuve con Pichi le dije que este personaje tenía mucho parecido con la Teresa de Habana Eva, y le dije que me gustaría tratar de diferenciar a Pilar lo más que pudiera de Teresa, y también de Flavia, de La película de Ana, con la dirección de Daniel Díaz Torres.

En este caso, lo que traté de defender en Pilar fue la imagen de una mujer sin prejuicios. Ya no se trataba de que a este personaje lo tildaran de prostituta, sino de una mujer que no se pone peros, que no tiene más objetivos en la vida que vivir lo mejor que pueda el tiempo que le tocó. Se logró esta diferenciación y, por esa parte, también conté mucho con el apoyo de Pichi, porque intentamos, desde el propio vestuario, que ese propósito se hiciera visible.

Uno de los elementos que más me gustó de esta película fue la referencia a La muerte de un burócrata, mi película cubana favorita. Fue una fortuna.

Declaraciones de la actriz Yuliet Cruz. Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate. La Habana, 11 de junio de 2012.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato