Variaciones de Villa

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba

Al José Villa Soberón que se ha mostrado en la exposición Accentus, en la galería de la Biblioteca Rubén Martínez Villena de la Plaza de Armas del centro histórico de la capital, hay que entrarle con los ojos frescos y dispuestos a recibir una nueva experiencia emanada de la obra de uno de los más recios escultores cubanos de la hora actual.

No solo porque esta colección de piezas difiera del Villa más notorio, el de las esculturas figurativas, desde el Caballero de París a la vera de la Basílica Menor de San Francisco hasta el Benny Moré que campea en la vereda central del Prado cienfueguero, sino por la variación y aventura de su notable y muy acreditada obra no figurativa, en la que cada propuesta encierra un crecimiento.

Para ilustrar lo anterior, he preferido detenerme en cuatro obras allí presentadas, las cuales presuponen el paso por cuatro estaciones en desarrollo.

“Amantes”. Diríase que esta es la marca visual de Villa más visible en su fecunda parcela no figurativa: la línea como sostén de la construcción espacial y a partir de la línea, la multiplicación de ángulos. ¿Herencia constructivista? Puede ser, pero la depuración del trazo para armar volúmenes lo distingue de lo que en todo caso es un elemento indispensable en su formación y oficio. En esta pieza se observan dos novedades en el trabajo del escultor: la exploración del eje horizontal (una gran parte de la obra anterior de Villa se hace notar, aún en formatos pequeños, por la búsqueda de alturas); y la consecución de un raro equilibrio en la simetría, como si la pieza venciera la ley de la gravedad. Ahí reside su poder metafórico evocador (las mitades complementarias, y cuanta asociación sea posible con la idea de los contrarios que se juntan). Pero, insisto, es la línea el alfa y el omega de la construcción.

Imagen: La Jiribilla

“Evasión”. Otra vez la línea soporta el tejido espacial, pero el artista concibe el equilibrio de una manera diferente, acrecentando la sensación de precariedad al fijar solo un punto de apoyo, aún cuando la disposición simétrica sea evidente. De la línea extrae la espiral, en una especie de tour de forcé geométrico, mucho más inquietante cuando se observa la pieza desde lo alto. Quizá esa percepción formal sea la que justifique el título. Sin embargo, el giro más atrevido se halla en el golpe de vista totalizador: líneas y espirales se integran a un cuadrado  ¿Anticipación del círculo? ¿Premonición de la esfera? Avancemos.

Imagen: La Jiribilla

“Sensatez”. Audazmente, Villa se desprende de la línea. Esta se curva hasta formar un semicírculo que propone como base para conquistar el espacio. Sorprende la ingeniosa simplicidad de la composición, mediante la cual consigue  otra vez trasmitir la sensación del equilibrio simétrico, no exento de tensiones condensadas en las líneas espirales contrapuestas en los extremos.

Imagen: La Jiribilla

“Escape”. Al fin la esfera, la transmutación de la geometría. Con dotes de alquimista, Villa renueva sus códigos, incluso en el tratamiento de la textura corrugada de la superficie de la pieza. Es una especie de canto a la materia primigenia, como si nos sugiriera que todo regresa al origen. Pero al mismo tiempo la obra, en uno de sus segmentos, apunta a la conservación de los códigos largamente apropiados por el autor: la línea, la angulación y la espiral a partir de estas. Por ahí escapa, o mejor dicho, sale al mundo la marca estética más cara al artista.

Imagen: La Jiribilla

Una observación final. Accentus, a la altura de este 2013, es un profundo y auténtico ejercicio de autorreflexión. Villa podría haberse conformado con realizar variaciones estilísticas sobre sí mismo, pero como artista que cree en la experimentación sin extremos, se atreve al salto seguro de sí mismo; y de la variación formal pasa a la especulación espacial y de ahí al replanteo conceptual. Estamos, pues, ante una conquista.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato