A propósito de un programa televisivo...

“Entre manos” para disfrutar entre todos

Paquita Armas Fonseca • La Habana, Cuba
Miércoles, 3 de Julio y 2013 (11:54 am)

Julio es un buen mes para aniversarios —así pienso porque en julio todavía cabalga la primavera y la lluvia, de vez en vez moja la tierra, las flores y nuestra piel.

Quizá por esa razón, florida y húmeda, Juan Carlos Travieso hace cuatro años sacó al aire por el Canal Habana “Entre manos”, un programa que resultaba un chorro de frescura, cuando se le comparaba con otros espacios musicales archirepetidos, tanto por su empaque como por su contenido musical.

Los dos conductores de “Entre manos, Marta Campos y Ray Fernández, trovadores ellos mismos, presentaban a colegas del género, algunos poco conocidos por el gran público.

Un set sencillo con una adecuada iluminación hicieron que, desde el principio, ese fuera un espacio disfrutable, no solo por la música de los invitados sino por las preguntas y diálogos inteligentes que respetan al telespectador.

Juan Carlos tiene el buen tino de hacer mucho y bien con poco. Cuando nació “Entre manos” no abundaba la trasmisión de la trova en la televisión, al contrario. Hoy existen otros espacios con ese gustado género, pero ser los primeros siempre da placer.

Le pregunté al director cuántos trovadores había presentado y su respuesta fue: “El programa salió por primera vez iniciando el verano del año 2009 y la cantidad de trovadores es difícil saberla porque a veces, en un mismo espacio, salen dos o tres, en oportunidades cantando juntos. Pero tenemos un aproximado de 200 programas emitidos, con trovadores de casi todas las provincias del país y numerosos invitados extranjeros que han pasado por ‘Entre manos’”.

Me cuenta Juan Carlos que, con el tiempo, a Marta y Ray se le sumaron “Luanda, que alterna con Martica cuando ella no se encuentra y Eduardo Sosa que ahora es el conductor oficial aunque Ray puede sustituirlo cuando él no esté”.

Comenta que siempre han contado con un guion “pero yo le pido a los conductores que lo utilicen en forma de escaleta y que vayan moviendo las preguntas según se mueve el invitado. Su guionista inicial fue Enriquito Núñez y desde hace dos años Fidel Díaz Castro lo hace.”

Si nació en el Canal Habana, actualmente se retrasmite por el Canal Educativo, los miércoles a las cuatro de la tarde, y por Cubavisión Internacional en tres frecuencias.

Le pregunto a Fidelito (Fidel Díaz) cómo se las arregla con el guion y me dice: “Aunque en el guion están las preguntas, acompañadas de bastante información —incluso elaboro algunas como para que las digan textualmente— ellos aprehenden el guion y luego dialogan desde ese conocimiento, no leyendo las preguntas; lo cual es ayudado por el hecho de que los conductores son también trovadores, conocen a profundidad el mundo que se aborda y, mayormente, los entrevistados son personas que, si no son amigas, suelen ser bien conocidas. O sea, que en verdad, ellos lo que deben desentrañar en cada guion es la dramaturgia que tienen para desarrollarla a su estilo y gusto.”

Fidelito agrega que los conductores “jamás dopados de protagonismo, cumplen con su función de puentes para la actuación y las confesiones de estos artistas a los que nunca rodean de adjetivos y frases manidas ni los llaman maestros, genios, figuras excelsas… o enlazan a comparaciones absurdas. Y esos creadores convocados, vibrantes en la grandeza de la sencillez, alimentan la dicha y la ternura, la cubanía y la universalidad, cada cual en su estilo, alejados de estridencias, de la espectacularidad cursi, o la vulgaridad con la que muchos intentan esconder carencias o, si tienen qué decir, lo expresan a medias, aun callan, por esas debilidades, mientras dañan el gusto y ayudan a mellar la personalidad de los asistentes y de ellos.”

Por suerte, en este verano “Entre manos” estará también en la oferta televisiva, como muestra de que con una buena cantidad de talento y un poquito de recursos se pueden hacer programas que sin didactismos enseñan, a la vez que entretienen a un telespectador a veces bombardeado por banalidad y vulgaridades.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato