Pedro Beritán

Instantáneas

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Trova o rock de bajo costo es lo que hago
que algún día leyes de mercado
intentarán matar sin resultado aparente.
No le temo a quedar olvidado
en el viaje a la deriva del pasado
aunque mis lunas anden en estado decreciente.

Dime que no estoy solo
hundido hasta los codos
nadando a donde todo irá
a parar de cualquier modo.

Dime que somos todos
que vamos contra todo
cantándonos de modo
que no nos trague el lodo.

Quien así se expresa en la canción titulada “Mi trova” es el cantautor Pedro Beritán, un Licenciado en Alimentos por la Universidad de La Habana que, al propio tiempo de ser estudiante en el pasado reciente y en la actualidad un profesional en el mundo de la cocina del circuito hotelero, ha llevado adelante su quehacer como hacedor de composiciones musicales, que van desde lo lúdrico hasta lo reflexivo.

Asociado de inicio al proyecto que se denominó La séptima cuerda, los primeros temas que recuerdo de Pedrito, como solemos llamarle en el ambiente trovadoresco, fueron “S.O.S.”, “Mis venas” e “Invocación”. Personalmente, tuve la oportunidad de ser miembro del jurado que, en una de las emisiones del festival Longina, en Santa Clara, le otorgó a Beritán la condición de Proyecto Nacional de la Asociación Hermanos Saíz.

De entonces a acá ha llovido mucho, y en la más reciente edición del premio Cubadisco, el primer fonograma grabado a nombre de este cantautor, el CD titulado Instantáneas, estuvo entre los nominados en la categoría de trova. Registrado a propósito de un concierto de los pertenecientes al ciclo Verdadero complot, un desaparecido proyecto auspiciado por la AHS, la ópera prima de Pedro Beritán posee 12 piezas, representativas de los diferentes modos en que el creador asume la canción.

Así, encontramos temas muy en sintonía con las raíces tradicionales de la música cubana, como son los casos de “Instantáneas de La Habana”, “Planes para el 34 de octiembre”, el ya aludido “Mis venas” y “Juro que no es casual”, que aparece en el álbum en la condición de bonus track.

De igual modo, no faltan en el fonograma cortes de orientación cercana a los aires internacionales de la música, como acontece en “S.O.S.”, “Primera espera”, “Frida en mi pensamiento” (composición que fuera galardonada en un concurso auspiciado por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau), “Segunda espera” y “Mi trova”.

Este disco, afortunadamente, ha contado con la dicha de haber sido bastante bien promovido en la radio cubana; además, es un álbum que pone de manifiesto las potencialidades de Pedro Beritán como cantautor. Creador aventajado entre sus contemporáneos de generación, es una lástima que por sus ocupaciones en el desempeño de la profesión que estudió, apenas el tiempo le alcance para organizar conciertos y que por tanto, los que gustamos de disfrutar de su obra en directo, solo tengamos que conformarnos con oírlo en alguna de las peñas de las que habitualmente se celebran en La Habana.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato