La gran estrategia, de Abel Enrique González Santamaría

Un libro para consumar los sueños realizables de los próceres de la independencia latinoamericana

Alejandro Castro Espín • La Habana, Cuba

Una interesante visión, con profundidad analítica y rigor histórico sobre el origen, formación y evolución de EE.UU. encontrarán los lectores en este libro, que con una narrativa amena y a la vez sólidamente fundamentada ofrece su autor, Abel Enrique González Santamaría.

Imagen: La Jiribilla

Una minuciosa evaluación de las concepciones políticas, ideológicas, religiosas y socioconómicas prevalecientes en la Europa del siglo XVI y su influencia en el ideario y la actuación de los conquistadores ingleses, se complementa hábilmente con diversas e interesantes informaciones recopiladas a partir de una amplia revisión bibliográfica, que contribuyen a situar, a quienes se adentren en sus páginas, en el contexto y circunstancias de cada acontecimiento histórico relatado.

Una detallada exposición de las irreconciliables contradicciones entre la metrópoli británica y las florecientes colonias americanas, ilustran el proceso independentista que condujo al nacimiento de esa poderosa y agresiva nación que hoy es EE.UU.

Resulta reveladora la perspectiva clasista con que el autor aborda las notables diferencias sociales entre las elites oligárquicas y el resto de los estamentos poblacionales desfavorecidos.

En un pormenorizado recorrido sobre el proceso expansionista, estimulado por los grupos del poder político que se alternaban la supremacía en el publicitado modelo “democrático”-burgués instaurado, el autor refleja, con exactitud histórica, las concepciones que condujeron a la naciente unión de Estados confederados a colonizar el territorio continental norteamericano, despojando de sus territorios y aniquilando por la fuerza militar a las poblaciones autóctonas.

Aporta y resulta esclarecedora la evaluación realizada sobre las múltiples “doctrinas” concebidas e implementadas por diversos presidentes estadounidenses hasta nuestros días, quienes han sido invariablemente exponentes de la clase dominante, tomando como referente un único ideario y propósito esencial: la hegemonía imperial. Esa conclusión se sustenta a lo largo del libro con abundante información y certeros análisis, enfocados desde la perspectiva hemisférica, que demuestran las tesis del autor sobre la intencionalidad expansionista que ha caracterizado la política exterior de la superpotencia norteamericana hacia América Latina, dirigida a convertirla en su patio trasero, proveedora de materias primas baratas y en mercado exclusivo para sus productos y servicios.

El libro ilustra, además, las artimañas empleadas por los grupos de poder político norteamericanos para alcanzar sus pérfidos propósitos, desde la instauración y sostenimiento de regímenes títeres para asegurar sus intereses en la región mediante la instauración de gobiernos serviles y dictaduras militares, hasta la guerra sucia sustentada en el terrorismo de Estado, la subversión política-ideológica y brutales presiones económicas sobre las naciones y gobiernos que han desafiado y enfrentado la imposición imperialista, de lo que constituye un ejemplo el criminal bloqueo económico y financiero contra Cuba, el cerco más prolongado de la historia.

De sumo interés resultan las apreciaciones del autor sobre el comportamiento de la estrategia de dominación en el Tercer Milenio, donde incursiona con rigor investigativo en las ejecutorias de las dos últimas administraciones norteamericanas.

La gran estrategia también analiza el proceso de cambio a partir del surgimiento de un nuevo escenario político en nuestro continente, tras el rotundo fracaso del modelo neoliberal impuesto por las elites imperiales en el llamado “Consenso” de Washington, tal como auguró, décadas atrás, con su proverbial visión, el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, y que tuvo en su par de la Revolución bolivariana, Hugo Chávez Frías, una evidencia incuestionable de los nuevos aires libertadores y genuinamente democráticos que ya soplan con creciente vigor y alistan a los pueblos desde el Río Bravo hasta la Patagonia.

Que la lectura de este interesante libro contribuya a alertar acerca de las amenazas que aún se ciernen sobre nuestro continente y a consumar los sueños realizables de los próceres de la independencia latinoamericana.

Prólogo a La gran estrategia, de Abel Enríque González Santamaría. Editorial Capitán San Luis, La Habana 2013.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato