Miriam Ramos: La Canción Cubana, de Producciones Colibrí

En estado de trance

Guille Vilar • La Habana, Cuba

Entre los recuerdos que tengo de mi padre, preservo aquel donde figura como la primera persona que me inculcó el valor del pensamiento martiano llevado a la práctica. Ingeniero en refrigeración, para nada era lo que se considera un estudioso acerca de la obra del Apóstol, pero sí lo suficientemente entregado a la misma desde el silencio de su intimidad, como para dejar una profunda huella en mi adolescencia.

Este Vilar, dado a asumir posiciones intransigentes ante lo mal hecho en el trabajo, todavía me marca en su personal empeño por cumplir con aquella tesis martiana donde se apunta que “Todo hombre debe escribir un libro, sembrar un árbol y tener un hijo 1. Al cab