Revolución, Socialismo, Periodismo; La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI, de Julio García Luis

Un paradigma de lo que podría
ser el periodista en el socialismo

P. A. Fonseca • La Habana, Cuba

Revolución, Socialismo, Periodismo; La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI es un libro para leer ayer por todos los cubanos, especialmente los periodistas.

Por una mala pasada de su corazón, que se le detuvo hace poco más de un año, el autor Julio García Luis, no estuvo en el Palacio de las Convenciones, durante el último día del noveno congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, cuando se presentó su texto, esas páginas que todos los que nos dedicamos a emborronar cuartillas –o a leerlas- hubiéramos querido escribir.

Fruto de la Tesis de Doctorado que Julio defendiera en el 2004, el texto incorpora nuevos hechos y opiniones hasta el 2011.

Imagen: La Jiribilla

Escrito con la misma magia de sus crónicas de viaje, en las numerosas veces que acompañó a Fidel, este volumen apunta en su dedicatoria: “A las compañeras y los compañeros del gremio: lo que hemos conversado tantas veces” porque como Presidente de la UPEC que Julio fue y Decano de la Facultad de Periodismo, compartió esperanzas y angustias con colegas y alumnos, preocupados como él porque el periodismo cubano fuera realmente lo que la sociedad ha necesitado de su prensa.

Pero, no es un libro de historia, es un libro para LA HISTORIA porque con su investigación el autor ha logrado un retrato de la prensa cubana en los últimos cincuenta años y de acontecimientos transcendentales que se le han relacionado, desde el quinquenio gris hasta el período especial.

En su nota a modo de introducción Julio afirma “Nos preguntamos, sí, por qué no hemos podido cambiar para mejor, a pesar de declarar desde el poder esa intención una y otra vez por más de treinta años, un sistema de prensa y de relaciones con la prensa que pudo ser pertinente al contexto que rodeó su definición, pero que ante nuevas realidades y complejidades de todo tipo, y especialmente en momentos de aguda prueba,  ha dado después sobradas muestras de ser poco funcional a los intereses de la sociedad y la Revolución.” Para luego de un adelanto del libro decir “Creemos que puede haber una mejor alternativa cubana, socialista, revolucionaria y de mérito periodístico. Que sintetice y mantenga lo que deba ser conservado, y cambie lo que deba ser cambiado”.

Cada oración escrita desde la investigación está ungida con amor de un profesional que asumió su carrera como un sacerdocio y a ella dedicó estudios, horas de lectura, debates, enseñanza…

Otra periodista e investigadora, Rosa Miriam Elizalde, en el prólogo a la obra de la editorial Pablo de la Torriente, con razón señala: “Si el doctorado de Julio dejó al periodismo cubano el lujo de una indagación académica en la que cabe nuestro complejo universo profesional en la Revolución, este libro revisado por él poco antes del infarto que lo mató en enero de 2012, recupera además el desdeñado acento del periodista cubano y su dignidad, renueva y vigoriza las opiniones morales y políticas que nos angustian, y vuelve como reportero para situarnos ante el horizonte científico y social de una profesión sin la cual no se pueden levantar puentes hacia una idea de futuro” y finalizar sus palabras “se reconoce aquí un modelo de comunicación pública para Cuba, una teoría original de lo que podría ser la prensa en el socialismo, y un paradigma de periodista. Julio García Luis, por tanto, no es cualquier patrimonio en el horizonte del IX Congreso de la UPEC, que publica la primera edición de Revolución, socialismo y periodismo. Julio es un patrimonio precioso: el nuestro.”

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato