¡Payasos, fantásticos payasos!

María Carla Gárciga • La Habana, Cuba

Restan solo minutos para el inicio de la VI edición del Concurso Internacional de Payasos Erdwin Fernández in memoriam en el teatro Lázaro Peña. El público espera ansioso que se abra el telón, se oyen los gritos de los niños... Pero pocos, quizá, imaginan que, del otro lado, tras bambalinas, payasos de Cuba, México, Argentina, Chile, Costa Rica y Vietnam han iniciado su propia función conjunta desde bien temprano en la mañana. A pesar de los nervios y las tensiones, no paran las bromas, los juegos, las risas, el baile, las piruetas, los abrazos y hasta sesiones de fotos colectivas. Solo Maritza Acosta, directora general y artística del espectáculo, puede detener la vorágine de estos niños grandes, cuando los llama al orden porque… ¡el espectáculo ya va a comenzar!

Múltiples colores inundan el escenario el miércoles 17 de julio —y hasta el domingo 21—, cuando la Compañía Teatro del Cuerpo Fusión, junto con los payasos concursantes, da inicio a la función con sus mimos y danzas. Casi dos horas después, al finalizar el espectáculo, regresa el arcoiris de payasos y mimos para el cierre. “Quisimos concebir la puesta en escena mediante esta unión que tiene una alquimia secreta y siempre resulta. Para lograr la acertada combinación de colores en pelucas, vestuarios y maquillajes hemos realizado un arduo trabajo en la factura del diseño, las luces, el telón de fondo; se han tenido una serie de aspectos en cuenta tomando las experiencias de encuentros anteriores para que nuestros niños reciban un espectáculo cualitativamente superior”, explica Maritza Acosta, quien dirige además dicha Compañía y la unidad docente para la formación de mimos.

Con un espectáculo diferente cada día, la presente edición del Concurso Internacional de Payasos Erdwin Fernández in memoriam se caracteriza por una numerosa participación de artistas de toda Cuba y del mundo. Agrupaciones, tríos, dúos y solistas se presentan con diversas puestas en escena de seis minutos de duración aproximadamente, donde la variedad y originalidad dan cuenta del ascenso que se ha producido en el aspecto cualitativo de la competencia.

En este sentido, Maritza Acosta considera que la existencia de una mayor cantidad de payasos concursando constituye un gran estímulo para todos. “Ya hay muchos payasos que trabajan en una puesta en escena durante todo el año para presentarla a este certamen del 12 Festival Internacional de Circo, Circuba 2013, lo cual resulta un logro importante del concurso. También hay que tener en cuenta el enriquecimiento que se produce con el intercambio entre los payasos, ya que por desgracia esta manifestación artística se ha notado deprimida en comparación con otras cuando se trata de la realización de eventos, estudios y talleres que contribuyan al aprendizaje y la superación”.

El legado de Erdwin en Nilda

El jurado internacional, conformado por miembros de Cuba, México, Alemania y España, se encuentra presidido por la reconocida actriz Nilda Collado, Premio Nacional de Televisión 2009. Como presidenta, lo que más valora en las puestas en escena es la pureza del payaso: evitar la violencia, las groserías y los gestos obscenos. Junto a ello, el jurado tiene en cuenta aspectos como la caracterización, en la que maquillaje y vestuario deben estar acordes con la actividad que realice el payaso; la originalidad, que según explica Nilda, no se refiere necesariamente a la realización de cosas nuevas, sino que rutinas viejas se conciban y presenten de una forma moderna; la comunicación con el público, donde se evalúa el recibimiento por los espectadores del mensaje trasmitido y, por último, la coherencia y cohesión dramatúrgica de la propuesta artística.

“Lo que nos proponemos con este evento es dignificar la figura del payaso y que no se pierda el arte de la payasada. A veces, la gente no se percata de que ser payaso es muy difícil. Desgraciadamente, nos estamos llenando de personas que se ponen una nariz, unos zapatos, se dicen payasos y van a los cumpleaños; no es que yo esté en contra de los cumpleaños, lo que no apruebo es que personas que no son artistas ni payasos humillen esta profesión tan linda”.

Para la presidenta del jurado lo fundamental en un payaso es ser culto e instruido: “Mientras más conozca sobre el arte y sobre la vida, mejor podrá reflejar en el escenario esas cualidades. Siempre aconsejo a los jóvenes payasos que estudien mucho y que no traten de imitar a nadie, sino que sean ellos mismos”. Al respecto, recuerda el legado de su esposo Erdwin Fernández, a quien rinde homenaje cada año este certamen internacional: “Una de las virtudes de Erdwin fue que no se parecía a nadie, claro que detrás del payaso Trompoloco había un actor, pero él siempre decía que era el personaje que más trabajo le había costado —le llevó 20 años encontrarlo pero valió la pena porque lo definió, tanto que aún la gente cuando habla de Erdwin Fernández dice Trompoloco—; fue un payaso que marcó un hito”.

Payasadas de Cuba para reír y aprender

Un nutrido grupo de payasos cubanos, desde niños, adolescentes y jóvenes, hasta adultos maduros, llevan la alegría a cuestas como equipaje fundamental rumbo al teatro Lázaro Peña. Entre ellos se encuentra Jacqueline García, secretaria general del Círculo de Payasos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y vicepresidenta de la Asociación de Circo de esta institución. Junto con Dimas, su pareja artística, integra el dúo de payasos Jacqui y Dimín que presenta dos espectáculos: uno en el cual participa el público con el objetivo de producir la hilaridad sana y entretenida, y otro que tiene como característica fundamental la trasmisión de un mensaje educativo para enseñar a los niños cómo comportarse en la sociedad.

Del Círculo de Payasos de la UNEAC participan también el grupo Racapón y las unidades artísticas Mónica y Chuchulú, así como Totó y Lilú.

Estos últimos, integrados por Gustavo Febles y Anay Perera, cuentan con una amplia experiencia dentro del concurso. Merecedores de una mención en la primera edición y del tercer lugar en la quinta, se presentan esta vez con dos puestas en escena: Los Narizones y La Caperucita Roja. El primero está concebido a través de la pantomima; en el caso del segundo, se trata de una parodia donde la diversión y la enseñanza van de la mano.

Agradecidos de la dirección artística, de Circuba y del Consejo de Artes Escénicas que les brinda esta oportunidad de desarrollo profesional, los miembros del Círculo de Payasos de la UNEAC encuentran en este Festival un incentivo para prepararse mejor técnicamente y crecerse como artistas. “El Concurso Erdwin Fernández in memoriam le ha dado una fuerza increíble al movimiento de payasos cubanos —comenta Totó— porque nos permite relacionarnos con todos los payasos de nuestro país y del resto del mundo que vienen de visita, lo cual contribuye a lograr una mayor unidad entre todos y adquirir nuevas experiencias”.

De Asia y Latinoamérica: Payasos, bufones y mimos

Admirados por la calidez y el recibimiento de los cubanos, los payasos Alejo y Santiago, de Argentina; Tumpi, de Chile; Omarlín, de México; Pepe Picaporte, de Costa Rica y Ta Duy Anh, de Vietnam, dividen sus emociones entre los nervios y la alegría de encontrarse por primera vez en Cuba y dentro de un concurso internacional de payasos.

Para el público cubano tienen concebida una amalgama de propuestas artísticas que van desde la comedia al arte circense, mezclando en más de una ocasión ambas manifestaciones. En concordancia, Santiago trae a La Habana malabares para hacer reír, mientras su compatriota Alejo se trasmuta en un superhéroe chistoso que muestra habilidades en equilibrio con malabares.

Por su parte, Pepe Picaporte constituye una especie de payaso-bufón que realiza un homenaje a la comedia del arte, y Omarlín, a través de dos puestas en escena, representa a un bebé fascinado con sus juguetes y a una gordita hawaiana, rumbera, bailadora, dicharachera y contenta.

El payaso Tumpi, mediante un intercambio constante con los espectadores, ofrece dos interesantes números: en el primero conforma una singular orquesta tropical, y en el segundo personifica a un pícaro cocinero que realiza malabares con platos, papas y un tenedor, acompañado de un sorpresivo final en el cual ejecuta un equilibrio con una bandeja de huevos.

En el caso del trío de payasos vietnamitas, liderados por Ta Duy Anh, vicedirector de la Federación de Circos de Vietnam, se valen de un acertado uso de la mímica para regalar a los presentes en esta edición un refrescante y simpático concierto musical y una demostración de habilidades en el manejo de la espada.

Al revelar sus impresiones sobre el evento, Santiago confiesa que le ofrece la posibilidad de compartir con artistas formados en el arte circense, ya que él no viene del circo, y Alejo lo considera una puerta grande a muchas posibilidades, no solo laborales, sino para intercambiar con otros artistas de diferentes partes del mundo.

El payaso Tumpi afirma que esta experiencia constituye un hermoso recuerdo que se lleva a su patria y Pepe Picaporte agrega: “Circuba es una importante referencia para Centroamérica, por lo que valoramos mucho que aprecien la puesta en escena que traemos desde acá, así como el haber compartido con los maestros del circo cubano”.

“Estoy fascinado y encantado con el trabajo de todos, con la convivencia en hoteles, en el escenario, con el compañerismo —afirma Omarlín—. Esto no es una competencia, es compartir, alegrar y disfrutar de La Habana bonita. Se siente una comunidad maravillosa; México agradece el acogimiento de los cubanos y desea que siga más años Circuba, porque aquí vamos a estar siempre, tratando de apoyar y compartir con toda la gente”.

A su vez, añade Ta Duy Anh: “Nos sentimos muy contentos de encontrarnos con los cubanos que son tan amistosos y fraternales. Esperamos aprender de nuestros colegas payasos y traer la alegría al pueblo cubano. Entre Cuba y Vietnam existe una relación muy especial de solidaridad y apoyo mutuo: allá tenemos a Ho Chi Minh y aquí a Fidel Castro, ambos líderes muy queridos por mi pueblo. En Cuba nos sentimos como en casa, como si nos encontráramos con amigos de mucho tiempo. Por eso esperamos que este Festival se corone de éxitos”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato