Diestrov contra el lobo:

El comienzo de la rebelión

Ernesto Pérez Castillo • La Habana, Cuba

Una vez, en los primeros setenta, llegué con mi familia de noche al Capitolio. Yo tendría unos seis años, así que no recuerdo mucho ni recuerdo bien, pero sé que nos habíamos vestido todos con la ropa