El Argumento, Periódico Teatral

Cira Romero • La Habana, Cuba

Desde finales del siglo XVIII La Habana fue “puerto seguro” para las compañías de ópera, de teatro, y más tarde de ballet; pues en la capital encontraron siempre, o casi siempre, buena acogida. Contaba con un Coliseo —inaugurado en 1775, y primero en el tiempo habido en la Isla— el cual era constantemente visitado, pero al deteriorarse, según refiere  Buenaventura Pascual Ferrer en su artículo “Cuba en 1778”, provocó que:

“Desde esa época, se puede decir que no hay representaciones en la Habana. Muchos de los Cómicos pasaron a México y los que se quedaron, representaban en el Arrabal, en una choza harto indecente. Pasáronse