El Grupo Antillano muestra sus medallas

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba

Wifredo Lam vivía sus últimos días en Cuba cuando un grupo de pintores y escultores decidió exponer bajo una denominación que mucho tenía que ver con el concepto del arte defendido por el gran creador cubano.

Imagen: La Jiribilla

Serigrafia de Wifredo Lam

Eran tiempos de revalorizar raíces, de mirar con insistencia la africanía y caribeñidad que se reflejaba en la visualidad de la Isla y de preocuparse menos por la puesta al día de cara al mercado internacional que por transmitir a sus contemporáneos los códigos de una identidad heredada.

Esa fue la razón de ser del Grupo Antillano, cuya memoria y actualidad se exhibe este agosto en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, en la Plaza Vieja de la capital, en una exposición titulada Drapetomanía.

Solo que en este caso Antillano no muestra sus medallas como corporación aparte, sino en diálogo complementario con otra valiosa experiencia que vino después sobre el aporte y el reflejo de los afrodescendientes al panorama nacional de las artes plásticas, Queloides, que a diferencia del grupo de referencia constituyó un agrupamiento curatorial.

No es casual, que salvando las distancias entre ambas experiencias, haya sido el curador de esta última, Alejandro de la Fuente, quien haya puesto interés en reflotar a Antillano, con la colaboración del Instituto de Estudios Afrolatinoamericanos de la Universidad de Harvard y la Fundación Caguayo.

De la Fuente nos recuerda que entre 1978 y 1983 el Grupo Antillano “destacó valientemente la centralidad de las culturas africanas en cualquier caracterización de la cultura nacional”, y justificó el título de la muestra al rememorar cómo un médico de esclavos en las plantaciones norteamericanas de mediados del siglo XIX “describió una enfermedad privativa de esclavos, la drapetomanía (del griego drapetus, huir, y manía, locura) cuyo síntoma más visible es la tendencia irrefrenable y patológica de muchos esclavos a huir y ser libres”.

Se sabe, a fin de cuentas, que esa actitud era legítima y dio lugar al cimarronaje, un concepto que en la actualidad cobra un significado cultural vinculado a la necesidad de resistir y no dejarse atrapar por los cantos de sirena de la moda.

Promotor principal del Grupo Antillano fue y es el escultor Reinaldo Quenedit y en un primer momento estuvo integrado por Manuel Mendive, Esteban Ayala, Manuel Couceiro, Pablo Toscano, Herminio Escalona, Osvaldo Castilla, Rogelio Rodríguez Cobas, Ramón Haití, Miguel Ocejo, Angel Laborde, Lionel Morales, Clara Morera, Arnaldo Rodríguez Larrinaga, Ever Fonseca y Oscar Rodríguez Lasseria, quienes como colectivo mostraron por primera vez sus obras en 1978 en el antiguo Centro de Arte Internacional de La Habana, y la sede del Conjunto Folclórico Nacional, con una instancia consagratoria un año después en el homenaje que la Biblioteca Nacional José Martí tributó a don Fernando Ortiz y que contó como invitados a Wifredo Lam y René Portocarrero así como un cuadro de un pionero en la temática, Roberto Diago. Ya en 1980 se les había sumado Adelaida Herrera, y en 1981 Herminio Escalona, que participaron en la Exposición Homenaje al Centenario de Don Fernando Ortiz, en Galería Habana.

Imagen: La Jiribilla

Génesis II, 2004. Rafael Quenedit

Al exponer en Santiago de Cuba en 1982 ya se habían sumado al grupo dos jóvenes talentos oriundos de esa ciudad, Alberto Lescay y Julia Valdés, cuyas trayectorias en los años subsiguientes los elevaron a la categoría de maestros. En diversos momentos se unieron al grupo o participaron como invitados Rita Longa, Luis Martínez Pedro, Guarionex Ferrer, Miguel A. Lobaina, Adigio Benítez, Amngel Laborde Wilson, Agustín Dreke…

En la muestra de este 2013 exhiben los históricos pero también algunos que han complementado después, con notables aciertos, esa zona de resistencia, cuestionamiento y afirmación cultural relacionada con el etnos insular, cada cual, como los anteriores, desde poéticas personales, tales los casos de Belkis Ayón, Alexis Esquivel, Marta María Pérez, Santiago Rodríguez Olazábal, Douglas Pérez, René Peña, Elio Rodríguez y Leandro Soto.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato