Nelson Mandela

La dicotomía de Sudáfrica

Miércoles, 28 de Agosto y 2013 (10:20 am)

Omnipresente, ineludible, la figura de Nelson Mandela marca el antes y el después de Sudáfrica a más de 20 años del fin del apartheid, pero el país se mueve hoy en la dicotomía de seguir el camino actual o cambiar el rumbo, como si muchos esperaran una señal del primer presidente negro de la Nación arcoiris (1994-1999) mientras se debaten acuciantes problemas sociales, políticos y económicos a pocos meses de las elecciones generales.

Pese a sus detractores, el Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) conserva su favoritismo para imponerse en los comicios y a todas luces el actual mandatario, Jacob Zuma, será reelecto.

Primer productor mundial de platino, cuarto de diamantes y quinto de oro, con grandes recursos minerales, una naturaleza colosal y notable desarrollo industrial, agrícola y de transporte, Sudáfrica se resiente, sin embargo, de otros problemas.

Mandela fue un factor clave en los intentos de reconciliación y saneamiento de las heridas del pasado, pero, como reiteró